GurusBlog

El superávit comercial ¿Sacamos el cava o preparamos un funeral?

balanza comercial

Descorchemos el cava, o el champán o lo que queráis. Hoy este viernes, algunos, entre ellos imagino que Montoro, se estarán emborrachando con el dato publicado hoy sobre el superávit de nuestra balanza comercial.

España registró un superávit comercial de 635 millones en el mes de marzo,  De esta forma, el país registró en el tercer mes del año superávit comercial por primera vez desde el inicio de la serie histórica (1971), lo que significa, según García-Legaz, que España ha conseguido exportar más de lo que importa después de 42 años. “Es una buena noticia”

¿Buena Noticia?

Bueno es buena noticia porque significa que por primera vez en mucho tiempo España como país vende más de lo que compra al resto del mundo. Un paso interesante y necesario. ¿Pero es una buena noticia? Vamos a mirar como se ha logrado el superávit comercial:

El superávit de marzo se debe a que las exportaciones sumaron 20.288 millones en el tercer mes del año, un 2% más que en el mismo mes del año anterior, mientras que las importaciones cayeron un 15%, hasta 19.653 millones.

Es decir, exportas 400 millones de euros más que hace un año e importas 3.500 millones de euros menos.

Resumiendo, has conseguido tener superávit comercial simplemente porque te has devastado el mercado interno, no porque las exportaciones estén tirando de la economía. Porque en un año incrementar las exportaciones en sólo 400 millones de euros, cuando tienes a todas las empresas españolas desesperadas por poder vender algo en el exterior, no es por desgracia  precisamente un dato que te esté indicando que las exportaciones (la gran esperanza que nos quieren vender) vayan a sacarnos del agujero.

Para poner un símil que podamos entender. Podemos celebrar que baje algún día de estos la tasa de paro, pero no habrá mucho que celebrar si ha bajado porque la mitad de la población española se ha ido a trabajar a Alemania. En este caso bajar la tasa de desempleo, no significaría que la economía española se está recuperando sino que es un páramo.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

6 comentarios

  1.    Responder

    ..” en un año incrementar las exportaciones en sólo 400 millones de euros”…
    Pues ese “solo” supone que las exportaciones españolas crecen más que las exportaciones chinas (3,4% vs 2,7%), lo cual no diciendo nada me parece bastante notable.

    Por otro lado, como no me cabe duda que sabes, crecer en exportaciones cuando tus principales socios comerciales, Europa, están en recesión y disminuyendo el consumo es muy destacable. En 2007 las exportaciones a la UE suponían el 80%, hoy suponen el 63%.

    Para vender en el exterior no solo necesitas empresas españolas “desesperadas por poder vender algo en el exterior”. Necesitas tejido, lo cual conlleva unos plazos. En Rusia, uno de los mercados donde mas crecen nuestras exportaciones (+18%), hay 6.000 empresas alemanas, 2.000 francesas y 120 españolas.

    Las exportaciones han marcado máximos históricos, en un contexto como el actual. No será la solución de todos nuestros males, pero puede intuirse que avanzamos en la buena dirección para en un medio/largo plazo las exportaciones puedan suponer crecimiento.

  2.    Responder

    Bajada del consumo totalmente

  3.    Responder

    Pues si y no, porque la reducción de importaciones no se corresponde con la bajada del consumo, que es de lo que nos quiere hablar, le falta ese dato que ha pasado por alto no se muy bien por que.

    La realidad es que buena parte de la reducción de las exportaciones no implican una bajada del consumo interno sino un cambio en esos hábitos de consumo que ha pasado de consumir productos importados a productos nacionales, lo cual también es positivo dentro del derrumbe que vivimos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR