La Comisión del Mercado de Valores de Portugal (CMVM) ha decidido suspender la negociación de los títulos de Banco Espírito Santo (BES) ante las informaciones aparecidas en la prensa relativas a un cambio en la dirección de la entidad que supondría la renuncia de su consejero delegado, Ricardo Salgado, y de otros miembros de familia fundadora de la institución.

“El consejo directivo de la Comisión del Mercado de Valores Moviliarios (CMVM) ha decidido suspender la negociación de las acciones de Banco Espírito Santo y de Espírito Santo Financial Group a la espera de la divulgación de información relevante sobre los emisores”, informó la CNMV lusa.

Según informaba el diario portugués ‘Expreso’, Ricardo Salgado, José Maria Ricciardi, Ricardo Abecassis Espírito Santo, José Manuel Espírito Santo y Pedro Mosqueira do Amaral, directivos vinvulados a la familia fundadora de la entidad, tienen previsto anunciar su dimisión con efecto posterior a la junta general de BES, prevista para finales de julio.

En sustitución de estos cinco directivos, la entidad portuguesa prevé nombrar a nuevos directores ajenos a la familia fundadora, incluyendo al actual presidente del comité ejecutivo, así como la creación de un nuevo órgano consultivo sin funciones ejecutivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.