talgo españa salida bolsa

talgo españa salida bolsa

Quién haya viajado alguna vez en tren por dentro de nuestras fronteras tiene altas probabilidades de haberlo hecho en uno marca Talgo. La marca de construcción de ferrocarriles, cada vez más consolidada, tiene a su equipo directivo contando lo días para lo que será su salida a bolsa (OPV), seguramente en el mes de Diciembre; una operación muy interesante y que puede dar alas a la empresa y que probablemente comporte la salida de los socios financieros.

La empresa, posee cuatro accionistas mayoritarios:

  • Trilantic (un fondo de capital riesgo que fue quebrado Lehman Brothers, ahora pertenece al japonés Nomura)
  • MCH (grupo español de private equity)
  • La familia Oriol
  • El ejecutivo de la compañía (que posee casi un 10% del accionariado)

Estos, se habrían puesto de acuerdo para comenzar las gestiones que le llevarían a lograr, en el menor tiempo posible, salir a cotización bursátil.

Talgo es una empresa madura pero, de forma adecuada, ha decidido declinar la salida rápida a bolsa por un doble motivo:

  1. Esperar ante la mala situación de los mercados.
  2. Por que en la actualidad esta desarrollando su proyecto más importantes hasta la fecha, el Avril,  un tren que prevé alcanzar una velocidad máxima de 380 kilómetros por hora y que tendrá una capacidad máxima para 735 personas. Hasta que no quede consolidada su construcción y contrato de venta posterior no quieren sacar la empresa a bolsa. Es decir quieren consolidar todo el valor de este potencial contrato.

El grupo sufrió pérdidas durante el año 2007, pero con la entrada de Lehman y gracias a una reestructuración interna parece que la compañía ha mejorado sensiblemente. Recordemos que Lehman y MCH se hicieron con el 49% del capital después de aportar 40 millones de euros. Lo que daba una valoración del equity post ampliación de 80 Millones de euros.

La valoración de la compañía parece que puede haber sufrido en estos dos años un pequeño proceso inflacionario, múltiplicando por más de 10 veces su valor, con una valoración estimada para su salida a bolsa de  1.000 millones de euros. Se estima que esto supondrá valorar la compañía, que facturó en 2008 335 millones de euros y obtuvo un beneficio de 53 millones de euros, a un múltiplo de 10 veces su Ebitda, en línea con la valoración actual de CAF. (Espero que estén hablando de equity value).

En definitiva, a falta de conocer bien el proyecto de Talgo, sus números, balances y proyecciones, no sé si será una buena inversión para los nuevos accionistas, pero si la sacan a bolsa en esta valoración los socios financieros ya deben estar descorchando el cava.

  1. Pues felicidades alos de lehman. Si todfo lo hubieran hecho tan bien omo esta operación, no estaria hoy en bancarrota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda