Ofrecido por

GurusBlog

Extra ! Extra ! El Tesoro cobra a los inversores por los bonos a 5 años ligados al IPC por primera vez en la historia

paradoja-bonos-compressor

El Tesoro Público ha colocado €4.463 millones en las dos subastas de bonos y obligaciones de este jueves y ha situado el interés marginal de los bonos a 5 años ligados a la inflación europea en negativo por primera vez en la historia, lo que significa que el organismo cobra a los inversores por esta referencia.

En concreto, el Tesoro ha colocado €885 millones en la subasta del bono ligado a la inflación, con cupón del 0,55% y vida hasta el 30 de noviembre de 2019, y se ha quedado en la parte alta del rango, ya que esperaba captar entre 500 y 1.000 millones. La demanda ha sido de 1.510,02 millones, por lo que ha superado en 1,7 veces lo vendido (2,6 veces en emisión de febrero).

Pese al descenso de la demanda, el Tesoro ha bajado considerablemente los intereses que ha ofrecido a los inversores para colocar este papel y los ha situado por primera vez en la historia en terreno negativo. En concreto, el tipo medio ha pasado del 0,148% al -0,286% y el marginal ha pasado del 0,187% registrado en febrero al -0,250%.

Estos bonos se diferencian de los bonos nominales en que su principal evoluciona según el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA), excluido el tabaco. Así, a diferencia de un bono ordinario, que todos los años paga un cupón fijo, el bono ligado a la inflación va creciendo porque el principal aumenta con los precios.

El Tesoro empezó a emitir este tipo de bonos el año pasado y en 2015 ha decidido hacerlo de forma recurrente dado el interés suscitado entre los inversores y puesto que permite diversificar la base inversora y contribuir a la reducción del coste de financiación de la deuda a medio y largo plazo.

Por otro lado, el Tesoro ha realizado una subasta ordinaria en la que ha colocado €3.578,63 millones en bonos a 3 y 10 años, aunque ha subido los intereses influido por el repunte de la prima de riesgo de estos últimos días ante la incertidumbre que está generando Grecia.

El objetivo era captar entre 3.000 y 4.000 millones en esta subasta, así que el organismo se ha quedado en la parte alta del rango. La demanda, por su parte, ha sido alta y ha superado los 8.000 millones.

En concreto, el Tesoro ha vendido 2.396,54 millones de los 4.599,04 millones pedidos por el mercado en bonos con cupón 0,50% y vencimiento a de 31 de octubre de 2017. De esta forma, la demanda ha superado en 1,9 veces lo vendido (3 veces en la anterior ocasión).

Los intereses de este papel han subido respecto a la subasta de abril, cuando tocaron mínimos históricos. En concreto, el tipo medio ha pasado del 0,133% al 0,193%, mientras que el marginal ha subido ha pasado del 0,156% al 0,209%.

SUBEN LOS TIPOS DEL BONO A 10 AÑOS

Por otro lado, el organismo ha vendido 1.182,09 millones de los 3.498,59 millones solicitados por los inversores en obligaciones con cupón del 1,60% y vida hasta el 30 de abril de 2025. En este caso, la demanda ha superado en tres veces lo colocado entre los inversores (2,3 veces en la anterior ocasión).

Los tipos del papel a 10 años han subido considerablemente respecto a la última emisión (abril) influidos por las dudas europeas. En concreto, el tipo medio ha pasado del 1,282% al 1,882% y el marginal ha pasado del 1,289% al 1,893%.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR