bonos-compressor

No es un secreto, cualquier empresa que esté pensando en salir a financiarse al mercado de bonos o que estudie la evolución de las emisiones de deuda que cotiza lo ve. El coste de la financiación ya no es el mismo que hace un tiempo. Los mínimos en España se vieron en el primer trimestre, cuando Enagas llegó a pagar un cupón del 1 por ciento en una colocación a ocho años o, también el caso, de la Red Eléctrica sólo tuvo que ofrecer un título a 1,125 por ciento a diez años para conseguir vender unos 500 millones de euros en bonos. Ahora, solo un semestre después, tendrían que pagar estas empresas incluso un 60 por ciento más para poder colocar su deuda.

Los signos de incertidumbre de los signos más variados, desde el país heleno al gigante asiático, pasando por las diversas citas electorales en España, han ido influyendo en la evolución, al igual que las perspectivas macroeconómicas en España y en el resto del mundo. Pero este efecto sólo se ha visto en una de las vías de financiación de las empresas. Por la otra vía, las entidades bancarias, la que es más tradicional y se suele recurrir con más frecuencia para el conjunto de empresas en España, se mantienen al margen de estos efectos.

Lo hace hasta un nivel de que el precio de los préstamos sindicados en España está en mínimos en la actualidad, el mismo lugar donde estaba antes de que el mercado de bonos comenzara a rebelarse.

Los precios de los préstamos sindicados están ajustados, no están subiendo con respecto a finales del verano. Por la ausencia de otras alternativas, los bancos han decidido volver a prestar para mejorar sus cuentas y el crédito a grandes empresas es uno de los espacios más atractivos en estos momentos. Aunque, estas operaciones pueden abrir una puerta para generar otros negocios con esas mismas empresas, ya que la competencia entre las entidades bancarias es muy alto y esto está manteniendo los precios de los préstamos en mínimos.

Esto se debe a que los bancos son el único sector que puede tener la capacidad de mantenerse al margen de las subidas de los costes financieros. Se ve que los bancos del euro grupo tienen costes de financiación subvencionados por el BCE (Banco Central Europeo), así que no tienen por qué estar sujetos al mercado.

De esto se pueden deducir que las empresas españolas podrían pagar aún menos, ya que todavía abonan una prima con respecto a los países de Centroeuropa. No es mucho más, sólo unos cinco puntos básicos, pero ahí están esos puntos, lo que puede significar que los precios, al menos sobre el papel, podrían ajustarse incluso todavía más. Por tanto, existe todavía algo de margen para una bajada, pero tal como está el mercado actualmente no se prevé que bajen mucho más.

Por el momento, las grandes empresas que cuentas con reservas de tesorería seguirán pagando un diferencial sobre el Euribor de 45 a 50 puntos básicos, que es el que han estado pagando durante este año las empresas como los gigantes Iberdrola o Telefónica. Otras empresas con menos capacidad para generar negocios inducidos para los bancos prestamistas, con menor dimensión o de menos conocimiento pagando bastante más, por encima de los 100 o hasta 150 puntos básicos, pero para ambos grupos de empresas la reducción del precio durante un año ha sido sustancial y puede llegar al 50 por ciento en la parte variable del préstamo.

Esa reducción está disparando las refinanciaciones de empresas en busca de unas mejores condiciones de sus préstamos y este aumento el volumen de las operaciones cerradas durante este año en España. El aumento es del 35 por ciento en los tres primeros trimestres durante el año, esto ha sido un incremento que nos convierte en uno de los países destacados en Europa por la buena evolución del comportamiento de este negocio de la banca de inversión.

El existente problema para las entidades bancaria es que este crecimiento, por muy elevado que sea, es menor a la que han caído de los precios. Por tanto, no se puede decir que durante este año se vaya a ser mejor para las entidades financieras. Los precios han disminuido más de lo que ha aumentado el volumen de préstamos. Algunas de las entidades bancarias están más cerca que otras para llegar al presupuesto que se habían planteado, pero el objetivo no está siendo sencillo por muchos préstamos sindicados que se están formalizando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…