Gustavo Rivero. Desde el principio, China bloqueó a Google, Amazon y Facebook con su gran cortafuegos, impidiendo que las empresas estadounidenses (Apple es una excepción) se enfrentasen a sus rivales chinos. Los gigantes de China se han mantenido fuera de EE.UU. y Europa cayó bajo el hechizo americano antes de que la tecnología china hubiera madurado.

Al comienzo, las empresas tecnológicas chinas simplemente copiaban los productos de Silicon Valley, desde los motores de búsqueda hasta el comercio electrónico y las redes sociales. Ahora, los imitadores se han convertido en pioneros. WeChat, la aplicación de mensajería de Tencent plagada de emoticonos, por ejemplo, rivaliza con cualquier comparable de California.

Según The Economist, el aumento de los ingresos, el uso creciente de teléfonos inteligentes y la mejora de la infraestructura de internet en los emergentes los convierten en un terreno irresistible para todas las tecnológicas. A medida que compiten para que los próximos mil millones de consumidores se conecten, Alibaba se enfrenta a Amazon; Google, a Baidu; y Tencent, a Facebook.

Tienen estrategias muy diferentes. Las empresas estadounidenses suelen cambiar el nombre de las adquisiciones poniendo el suyo, siendo populares en todo el mundo. Por el contrario, pocos indios reconocerían el nombre de Alibaba. Su estrategia en los mercados emergentes ha sido invertir en jugadores locales. En los últimos dos años, ha construido una constelación de empresas incluyendo Paytm y BigBasket en la India, Tokopedia en Indonesia, Lazada en Singapur, Daraz en Pakistán y Trendyol en Turquía. La mayoría de sus clientes no tienen ni idea de que estas aplicaciones están respaldadas por un gigante tecnológico chino.

Tencent también ha invertido en firmas indias en áreas muy diversas. Baidu es el menos activo hasta el momento en la construcción de su presencia en emergentes, pero su gran inversión en inteligencia artificial podría hacer que su tecnología se use a nivel mundial en coches de conducción automática, por ejemplo.

Google y Facebook obtienen la mayor parte de sus ingresos de la publicidad. Esto requiere localización y traducción de sitios web para atraer usuarios nativos. La ventaja competitiva de las empresas chinas, por el contrario, históricamente ha provenido de la capacidad de procesar pagos y organizar la distribución de bienes en países en los que antes había sido difícil hacerlo.

Las empresas chinas tienen ventajas. Tienen un historial comprobado de acompañar a cientos de millones de consumidores de mercados emergentes a internet. También disfrutan del apoyo tácito del Gobierno de su país, que está dispuesto a que se expandan cerca de China. Los fundadores de empresas emergentes en Asia tienen más probabilidades de querer emular al Sr. Ma que a sus homólogos estadounidenses.

Sin embargo, para los críticos, el enfoque chino es similar al de Japón en la década de 1980: pagar de más por activos de forma indisciplinada. Las empresas chinas a veces terminan compitiendo contra sí mismas. Tokopedia y Lazada en Indonesia venden productos similares y ambos están respaldados por Alibaba, por ejemplo. 

La ventaja de los estadounidenses radica en su ventaja inicial. Los gigantes de Silicon Valley se internacionalizaron desde el principio. Las filiales británica y alemana de Amazon están a punto de celebrar 20 años. Es más fácil para las empresas de habla inglesa que para las chinas contratar personal o atraer usuarios. Más de la mitad de los ingresos de Google y Facebook ya provienen de fuera de Estados Unidos. Alibaba, la firma china más internacionalizada, apenas alcanza el 10%, aunque espera alcanzar el 50% en 2025.

La desventaja del enfoque estadounidense es que las subsidiarias están ligadas a un modelo de negocio que se probó en circunstancias completamente diferentes. Al igual que los chinos, la mayoría de los consumidores asiáticos usan sólo teléfonos móviles para acceder a internet. El trío americano hizo su primera fortuna a través de los PC. Algunos piensan que los ejecutivos enviados desde la central carecen de la chispa de los empresarios locales.

Los números son alucinantes: ocho de los diez países con mayor número de usuarios de Facebook son mercados emergentes, liderados por la India con 270 millones. Si eso se traducirá en un nivel proporcional de ganancias está menos claro. A pesar de toda la emoción en torno al comercio electrónico de la India, por ejemplo, cada año se venden en línea unos 27.000 millones de dólares, lo cual todas las firmas de comercio electrónico chinas venden en nueve días y las estadounidenses en tres semanas. El Sudeste Asiático es aún más pequeño.

Los dos modelos podrían probarse como correctos y comenzar a converger.

GustavoRivero.com

linkedin.com/in/griverog

twitter.com/griverog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Chalecos amarillos y unicornios rosas en París

Cuarto capítulo y cuarto fin de semana de protestas por parte de…

Y el perdedor de las elecciones andaluzas es… Tezanos y su CIS

Tezanos daba una cómoda victoria a Susana Díaz con 47 escaños, repitiendo el resultado de 2015,  la realidad la ha dejado con 33 escaños. Trece escaños menos, una diferencia nunca vista.

¿Qué países europeos son los más arrogantes?

Interesante encuesta elaborada por el Pew Research Center survey  entre 56 mil personas…