putin-compressor

Según el periódico griego “To Vima” Tsipras tenía un plan B en el caso de que la Troika no cediera y este consistían en solicitar a la Rusia de Putin un préstamo de $10.000 millones que sirviera de respaldo al nuevo dracma griego con lo que la nueva moneda pudiera ser viable y viera luz. Sin dólares en reserva Tsipras no podía salir del Euro sin provocar una catástrofe de proporciones épicas a la economía griega.

Conocidos han sido los acercamientos de Tsipras a Putin durante esos seis meses que han durado las negociaciones, y parecidos han sido también los acercamientos que el gobierno griego ha realizado con los chinos. Sin embargo el dinero prometido, aunque muchos siempre han visto a Rusos y Chinos cómo la esperanza blanca de Grecia, nunca acabó de llegar.

Según comenta “To Vima” Tsipras llegó a solicitar ese préstamo de $10.000 millones a Putin y de hecho se habían realizado varias conversaciones entre el gobierno griego y el gobierno ruso. La respuesta rusa a la petición griega siempre había sido bastante vaga. Habían llegado ofrecer un adelanto de $5.000 millones de la construcción del gaseoducto que debe pasar por Grecia.

Sin embargo, todo se torció el viernes que Tsipras convocó el referéndum. Esa misma noche Tsipras recibió una llamada de Moscú. Putin declinaba la oferta de prestarle $10.000 millones a Tsipras y el presidente griego se quedaba sin un plan B con el que poder presionar a La Troika en las negociaciones.

 

Tras la llamada de Putin a Tsipras sólo le quedaba una opción. Sacar la bandera blanca y rendirse a la exigencias de La Troika. El resto de la historia, hasta hoy, ya sabéis cómo acabó.

De ser cierta la historia, el motivo por el que Putin dejó vendido a Tsipras aún lo desconocemos.

  1. Si fuese cierto lo que expones, que parece bastante razonable teniendo en cuenta las relaciones entre Tsipras y Putin, entonces no nos queda otra que reconocer que Rusia ha sido amenazada por la Eurozona (y posiblemente EEUU), para no ir en contra de los intereses de la Troika.

    1. Bueno también es posible simplemente que Rusia no pueda permitirse rescatar a Grecia. El PIB Ruso es casi la mitad que el de Alemania, y el país es que con importantes dificultades económicas con la caída del precio del petróleo, metido en una guerra en Ucrania y con una inflación galopante, una fuerte depreciación del rublo y sus reservas de divisas cayendo con fuerza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…