GurusBlog

La trampa de las tarjetas de crédito: aplazar el pago de las compras puede duplicar tu deuda

tarjetas-credito-compressor

Aplazar el pago de las compras es una de las principales características de las tarjetas de crédito y la más conocida. Bien utilizada, puede ser bastante útil cuando necesitamos abonar una compra y no disponemos del dinero o, simplemente, preferimos fraccionar el pago.

Al crédito dispuesto –el dinero que la entidad adelanta y que luego se devuelve- se le aplica un tipo de interés que normalmente suele oscilar entre el 20 y el 27 %, aunque se pueden encontrar “plásticos” con intereses inferiores, en torno al 15 %, como la tarjeta de crédito de ING Direct o la tarjeta de Bankinter. Lógicamente, cuando al capital prestado se le aplica un tipo de interés del 20, 25 o 27 %, la deuda se encarece, de ahí la importancia de comparar la TAE de las tarjetas antes de contratar una (ver el ranking de las tarjetas más baratas).

Sin embargo, lo que realmente puede encarecer la deuda y cronificarla no es tanto el interés, sino el tanto por ciento que se paga mensualmente sobre el capital dispuesto.

Una deuda de 5.000 € que acaba siendo de 10.000

La mayoría de las tarjetas de crédito incorporan distintas modalidades de pago. Las más habituales son el pago a final de mes sin intereses y el pago aplazado. Hay distintas formas de fraccionar el pago: se puede escoger un plazo de tiempo o bien un tanto por ciento mensual.

He aquí la trampa de las tarjetas. Muchos “plásticos” permiten pagar un tanto por ciento mínimo de entre el 3 y el 5 % cada mes sobre el saldo dispuesto. A priori, puede parecer una ventaja, ya que permite pagar una cantidad ajustada mes a mes. Pero ¿qué ocurre cuando se aplaza una deuda de, por ejemplo, 5.000 euros y se opta por pagar el mínimo sobre el saldo dispuesto –digamos un 3 % mensual- con un interés del 25 %?

Pues resulta que el pago de la deuda se alarga durante 1.405 cuotas (algo más de 117 años) y al final se han devuelto más de 15.000 euros. La deuda se ha triplicado.

No obstante, se trata de un caso muy exagerado –y muy poco realista-, ya que en este ejemplo la mayoría de las cuotas son de cantidades ridículas, de menos de 10 euros –las últimas apenas de unos céntimos-, y pasado cierto tiempo se podría abonar el resto de la deuda de golpe, ahorrándonos tiempo e intereses.  Además, el tanto por ciento mínimo está limitado también por un importe mínimo, por lo que cuando las cuotas llegasen a un mínimo, de por ejemplo unos 20 euros, el resto de las cuotas no podrían bajar de ese importe. En cualquier caso, la deuda podría alargarse durante más de 15 años.

Lo que sí es cierto es que pagar un tanto por ciento muy reducido encarece y alarga sobremanera el pago.

Otro ejemplo, este mucho más realista. Aplazamos una compra de 5.000 euros, también con un tipo de interés del 25 % y un tanto por ciento mensual, una vez más, del 3 %. En este caso vamos a limitar el pago a 60 cuotas, es decir, a 5 años. Esto es lo que ocurre:

tarjetasdecredito
Pasados 5 años habríamos pagado 6.972,99 euros, pero nuestra deuda ni siquiera se habría dividido por la mitad (aún deberíamos 2.797,94 euros). Si decidiésemos finiquitarla en ese momento, tendríamos que abonar el capital pendiente de golpe y al final habríamos pagado casi 10.000 euros, el doble de la deuda inicial. 

Si se opta por pagar un tanto por ciento fijo cada mes y se quiere evitar alargar el préstamo en exceso y multiplicar la deuda, cuanto más elevado sea, mejor. Por ejemplo, si con las condiciones anteriores se pagase un 15 % mensual, pasados 60 meses se habrían pagado 5.786 euros y quedarían pendientes únicamente 1,16 euros. Todo ello teniendo en cuenta que las últimas 28 cuotas hubiesen sido de menos de 10 euros, lo que reduciría el plazo dependiendo del importe mínimo permitido. Eso sí, si la deuda es alta, pagar un 15 % mensual significaría que las primeras cuotas serían muy abultadas.

Lo mejor, sin duda, es evitar el pago aplazado y pagar el total del saldo dispuesto a final de mes sin intereses. Hay tarjetas que devuelven, incluso, una parte del importe de las compras, tanto de las pagadas a plazo como de las pagadas a fin de mes, por lo que además de evitar los intereses se puede ahorrar. Es el caso de la Nueva Visa Barclaycard que devuelve el 1 % de todas las compras.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Este año 2015 por lo menos a mi, me están bombardeando con SPAM bancario constantemente, si usó la tarjeta de Citibank (ahora del popular) con un cargo superior a 100€ me mandan emails y SMS al móvil para que lo aplace (cuando tengo pago a final de mes) cosa que antes incluso cuando remuneraban al 1% Citibank no hacía. Openbank me mandó una carta ofreciéndome fondos de inversión. El Santander me subió el límite de dinero disponible de la tarjeta de crédito de 600€ a 2000€, hace poco les llame para que lo bajaran a 300€ si podía ser, me dijeron que 600€. El Santander me llama por teléfono y me manda emails y SMS de préstamos personales preconcedidos a un TAE “amigable”…etc,etc…pero han dado con hueso. Los únicos intereses que están sacando conmigo es con la tarjeta de crédito 10 en 1, con pago a final de mes, pero como me remunera al 5% en mercadona,carrefour,corte ingles, les saco los intereses por el otro lado. La tarjeta del barclays está bien, pero a mi me la tienen limitada a 500€ mensuales, con lo cual como mucho te remuneran 5€ al mes, 5×12 =60€ año (miseria). Atrás quedaron las condiciones de la Citibank, ahora ya recortadas. Creo que hay que ser habilidoso con las finanzas, preocuparse y saber qué contratas y siempre hacer números, hay gente que por ignorancia rechaza todas las tarjetas por miedo y luego está perdiendo ofertas y descuentos. Se está poniendo de moda ahora las páginas de ofertas y cashback (que te devuelven un % de las compras), es interesante saber las que existen y darles un repasillo de vez en cuando a ver qué ofrecen. Igualmente los planes amigo, en verti, simyo, yoigo, y hay muchos bancos (ING, coinc, selfbank) que suelen usar estas campañas y dan dinero por traer gente. Muchas veces se consigue más dinero así que con tarjetas cutres. Finalmente os recomiendo la tarjeta círculo de conductores (descuento 6cent/litro en cepsa) que es gratuita y la tengo hace más de un año, combinada con la citi (3%) y carrefour (4%) si gastáis mucho combustible, se pueden combinar las 3 y os ahorraréis una pasta. Un saludo.

  2.    Responder

    Aplazar pagos con una tarjeta nunca es una buena opción, creo que se debería dejar claro eso, en lugar de poner distintos ejemplos de cómo hacer las mal. Si se incluye el cálculo de cúanto se pagaría por esos mismos 5000€ con un préstamo personal, quedaría más claro.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR