Ofrecido por

GurusBlog

Tsipras dice que La Troika ha rechazado su última propuesta

rejected-compressor

Seguimos con la dinámica habitual en la negociaciones para dar una solución el problema griego. Euforia en los mercados ante la posibilidad de llegar a un acuerdo inminente para después darnos de bruces con la cruda realidad.

La situación se complica bastante porque con la propuesta realizada el lunes por el Gobierno Griego, este estaba ya cruzando todas sus línea rojas en la negociación y ya se puede dar por hecho que es materialmente posible llegar a un acuerdo que evite un impago de la deuda con el FMI el próximo martes 30 de junio.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha acusado a las instituciones que formaban la troika –BCE, la Comisión Europea y FMI– de no querer llegar a un acuerdo con Grecia sobre las reformas para desbloquear el pago del último tramo del rescate.

En su cuenta de Twitter, Tsipras critica la postura de sus acreedores, ya que hasta ahora nunca se habían rechazado las medidas equivalentes presentadas a las propuestas realizadas por la troika, “ni en Irlanda, ni en Portugal”.

En opinión del ministro griego, esta actitud indica dos posibilidades, o bien que las instituciones no quieren alcanzar un acuerdo o bien que sirven a “intereses específicos” en Grecia.

Por su parte, varias agencias de noticias, citando fuentes oficiales en Grecia, afirman que Alexis Tsipras ha informado a los miembros de su Gobierno de que los acreedores no han aceptado las medidas propuestas por Grecia.

En cuanto a los mercados, a pesar del efecto Tsipras de hoy que ha tenido un impacto contundente:

Parece que viendo los tres últimos días en su conjunto siguen siendo optimistas:

Si a Tsipras ya le iba a ser muy complicado poder vender en clave interna su última propuesta de acuerdo que todo apunta a a causar una cisma en Syriza, ya ni os explico la dificultad que puede tener si tiene que tragarse otra vuelta de tuerca.

Recordemos que la última propuesta enviada por Grecia, supone según Deutsche Bank un ajuste cercano al 3% del PIB Griego, es decir una “austeridad” similar a la que se le exigió a Grecia en el primer rescate de 2010. La diferencia es que ahora, la propuesta griega contempla en 2016 “ahorrar” al presupuesto unos €4.357 millones vía subida de impuestos y recortar sólo €200 millones en gastos. Algo que el FMI cree que va a estrangular a la economía griega si los impuestos son efectivos, pero que además de todos modos tiene muchos números de que la subida planeada de impuestos no tenga efectos dada la capacidad que han demostrado tener los griegos para evadirlos.

Por último os dejamos una curiosidad rescatada del baúl de los recuerdos…. esos premios:

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR