GurusBlog

Uber. El mito del unicornio continúa y la sangría de pérdidas aumenta

Es o ha sido la estrella clara de los startups que conforman el club del unicornio, aquellas que lograron superar una valoración de mil millones de dólares. Concretamente Uber ha llegado a ser valorada por encima de los $68 mil millones, aunque parece que ahora Softbank está negociando tomar una posición en la compañía con una rebaja del 20% sobre su pico de valoración y a pesar de todo los resultados que de vez en cuando se van filtrando de Uber nos siguen mostrando la evolución de un negocio donde las economías de escala siguen sin aparecer por ningún lado y las pérdidas no paran de aumentar a medida que la compañía va ganando tamaño algo que debería plantear dudas serias a cualquier inversor de la compañía.

Mientras que es lógico que las startups generen pérdidas en sus primeros años de vida mientras logran ganar escala, ninguna de ellas ha tenido las pérdidas que está soportando Uber, pérdidas que no paran de aumentar a medida que va ganando tamaño.

Estos son los datos que hemos podido recopilar:

Los datos estimados del 2017, son una extrapolación de los datos que conocemos de los dos primeros trimestres de la compañía, en este caso su pérdidas en 2017 cerrarían en más de 5 mil millones, una cifra inaudita y a nivel de Ebitdar las pérdidas se situarían en más de 4 mil millones y ojo que Uber no incluye en las cifras de Ebitdar y Beneficio Neto, aquellos gastos que no están relacionados directamente con la explotación del día a día del negocio cómo puede ser gastos de desarrollo en su coche autónomo o plataforma, lo que significa que la caja que quema es muy superior a los 4 mil millones que indica su Ebitdar.

En su historia Uber lleva levantados unos $11.500 millones, pero sólo a nivel operativo en los últimos años ha quemado cerca de $9.230 millones. Añádele los costes de desarrollo y los taxistas del mundo tienen una buena noticia, Uber se va a quedar sin cash pronto y va a necesitar nuevas rondas de capital para seguir sosteniéndose. Vamos a ver que tal fácil le va a resultar levantar nuevas rondas de miles de millones con un negocio que mueve cerca de 37 mil millones de dólares al año pero a pesar de la escala pierde 5 mil millones.

Un modelo de negocio que es un círculo infernal

Fijaros además en la dificultad que está teniendo Uber en hacer mínimamente rentable su modelo de negocio de forma sostenible.

Entre 2014 a 2016 Uber intentó ir rebajando el porcentaje de los ingresos que perciben sus conductores, del 83% al 68%. En 2017 sin embargo se vió obligada a revertir el cambio y volver a aumentar el porcentaje de los ingresos que se llevan los conductores al 80%. Son cerca de 4 mil millones que vuelven de los bolsillos de Uber a los bolsillo de los conductores.

Así que aquí va el primer anuncio para navegantes, el actual modelo de Uber sólo parece sostenible si los conductores se quedan un menor pedazo de la tarta de los ingresos que generan los viajes pero posiblemente a muchos conductores les deje de resultar rentable conducir para Uber si les quitan parte de la tarta. Un nudo gordiano que puede ser imposible de deshacer.

Ya en su momento un estudio realizado en las ciudades de Denver, Houston y Detroit concluía que ha finales de 2015 (antes del recorte de márgenes aplicado a los conductores por Uber) la remuneración de los conductores de Uber había caído al rango de 10-13$ la hora. El recorte de márgenes aplicado en 2015 y 2016 significaba que los conductores de Uber en ciudades maduras caía al rango de los 8-10$ la hora. Probablemente poco sostenible si tienes que soportar gastos de combustible y amortización del coche.

Un modelo de negocio cuya rentabilidad se basa en poder ir aplicando recortes salariales hasta acercarlos al salario mínimo (7,25 la hora USD de media en USA), no parece un modelo de negocio muy sostenible en el tiempo. Con la caída de las remuneración a los conductores en 2016 se empezaron a producir en USA desafecciones que amenazaban con colapsar totalmente la calidad del servicio al cliente lo que forzó a Uber en 2017 a volver a subir el pedazo de la tarta de los ingresos que se llevan los conductores, lo que hace de nuevo insostenible el modelo. Una especie de círculo infernal.

Seguimos a la espera de que Uber, el mito del unicornio, logre dar con la tecla que le permita enjuagar más de 5 mil millones de pérdidas, y ya hemos visto que la tecla no es incrementar los ingresos, así que seguiremos esperando los milagros…. pero los unicornios existen ¿No?

 

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

10 comentarios

  1.    Responder

    Acabaran usando coches autónomos o gente que aguante por un salario mínimo. Al final creo que toda esta tendencia y empresas así no se van a mantener. Acabaran reciclándose.

  2.    Responder

    La verdad no sé si esta empresa llegará algún día a ser rentable.

  3.    Responder

    los unicornios existen, pero Uber no lo ha encontrado.

  4.    Responder

    En mi humilde opinión, mientras haya subvención de costes y una progresiva-y también necesaria- regularización del servicio, el negocio va a terminar siendo inviable…Al tiempo…

  5.    Responder

    Sinceramente, no veo foso en Uber. Su único foso es el músculo financiero para subvencionar los conductores, pero eso no es sostenible.

    Por otro lado veo mejor posicionada Tesla para conseguir el coche autónomo, con miles de coches por las calles ya tomando datos para entrenar sus sistemas. Aunque también aquí los riesgos son mayúsculos.

  6.    Responder

    Bueno, los choferes deberán sopesar si es preferible un trabajo sin mucho futuro o un trabajo duradero y con un salario menos gratificante.

  7.    Responder

    Uber es solo una burbuja de financiacion a punto de estallar, lo inversores nerviosos por las perdidas multimillonarias que se avecinan y no saben a quien colocarselas.

  8.    Responder

    Esta claro desde siempre que Uber sólo será rentable cuando pueda prescindir de los conductores. La cuestión es que al ritmo que queman caja, se puede poner en duda que vayan a aguantar, pero con experiencias piloto ya en marcha, creo que les darán (aún) más cuerda.
    Anda que hacer un artículo acerca del modelo de negocio de Uber sin mencionar la conducción autónoma….

    1.    Responder

      Nacho, una cosa es que el coche autónomo funcione y sea viable y otra es que lo veamos corriendo de forma masiva por las ciudades donde está presente Uber algo que hasta que pasa y más teniendo en cuenta con los problemas regulatorios que va a enfrentarse en cada mercado pueden pasar aún muchos muchos años. No se si Uber va a aguantar tanto tiempo.

      Sin embargo el quid de la cuestión no es el coche autónomo sino preguntarse si el modelo de negocio es viable. Hoy Uber tiene alta demanda porque puede ofrecer precios muy competitivos a los clientes con un servicio de calidad, pero el precio está subvencionado vía pérdidas, cómo es de los pocos actores que soporta esas pérdidas con ampliaciones de capital pues logra diferenciarse ya que los demás con el coste de los conductores y queriendo tener beneficios no pueden competir en igualdad de condiciones. Con el coche autónomo instalado de forma masiva, el coste es igual para todos y será complicado diferenciarse de la competencia con una ventaja basada sólo en la subvenciones de coste. Es más como la parte del mayor coste a subvencionar (sueldo del conductor) desaparece, a la competencia le será más fácil competir con Uber ya que no tendrán que soportar tantas pérdidas para competir de igual a igual y el buen trato que dan a sus clientes los conductores de uber frente a los taxistas desaparecerá también como factor diferencial.

  9.    Responder

    Hay cosas que se nos escapan y que Softbank valora para entrar monstruosamente en esta empresa, aunque sea con un descuento del 20%.
    Por un lado Uber ha construido demanda enorme para un nuevo tipo de movilidad alternativa al taxi. El problema son los conductores. Parece que de esto han debido darse cuenta hace unos años y de ahí la genial compra de Otto. Por cierto, el tema de la demanda con google se diluye asombrosamente
    https://www.wired.com/story/eric-swildens-uber-waymo-lawsuit-patent/
    Si consiguen tener el coche autónomo o llegar a un acuerdo de explotación con alguien que lo tenga (Waymo?) tendrán la demanda y el expertise para hacerlo funcionar. A excepción del mantenimiento de la flota, pero no parece algo insalvable con los motores y mecánicas sencillas de los eléctricos.
    Y si eres Softbank e inviertes, lo haces para estar en empresas que PUEDE que se conviertan en paradigmas de un nuevo comportamiento social, y con cierto monopolio natural.
    El coche autónomo va a llegar. Uber va a estar ahí. Y nadie excepto Uber tiene los clientes y la infraestructura para gestionarlos. Sustituir a los conductores tampoco será algo de un día para otro (comprar millones de coches autónomos para conseguirlo tiene el ritmo que puedan proporcionar los fabricantes).
    Pero si alguien lo consigue será seguramente Uber. El que sí está acabado es el Taxi.
    ¿Lo intentará Waymo? ¿Licenciará su tecnología a fabricantes Waymo? ¿Y los fabricantes se convertirán en las empresas que proporcionen movilidad? Pues algunos tendrán que intentarlo. Pero la clave es si van a poder con Uber en el momento en el que se lance. A ello, con inversiones gloriosas en un previsible momento de decadencia (¿qué ingeniero estrella quiere ir a una empresa en decadencia de la vieja escuela?) porque habrá que desarrollar también sistemas de gestión de clientes etc.
    Es un escenario que se juega a 20 años vista. Otra cosa es, opino, si la valoración de Uber hoy es alta o baja o está bien. No tengo los conocimientos para poder saberlo con cierto acierto. Pero que estratégicamente puede ser la campeona y que esa posibilidad justifica la inversión, diría que es una apuesta de inversión acertada.
    Si no, pues a comprar bonos de Alemania. Pero ese no es el rendimiento que esperan los partícipes de Softbank.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies