Hoy acabamos de deshacer parte de las posiciones que tomamos hace un par o tres  de semanas en renta variable, entre ellas hemos vendido AGBAR (obtenido 15% rentabilidad), la mitad de la posición en Autodesk (10% rentabilidad) y toda la posición en USG (15% rentabilidad).

Hemos aprovechado el movimiento al alza de los últimos días para realizar estos beneficios y seguir más bien una estrategia de nadar y guardar la ropa. Seguimos teniendo entre el 35-40%% invertido en renta variable a largo plazo  pero de momento seguiremos compaginando esto con la estrategia más de “trading” para aprovechar la volatilidad e ir realizando operaciones controladas (por el importe invertido (entre el 10-15% de la cartera)) que nos permitan consolidar plusvalías. De momento la estrategia en los últimos 4-5 meses no ha ido mal.

Para mi se veía venir desde hace unos días que tenía que llegar un rebote decente (Comparto la opinión de Marc en Investors Conundrum) y así lo indique en los comentarios a un post que he realizado sobre el tema.

Pero como no tengo ni idea de como de  fuerte y largo será este rebote y como para mi la economía y el sistema financiero siguen igual de tocados (para no decir peor) prefiero a la que veo una rentabilidad más que aceptable (y un 10-15% en un mes para mi os aseguro que lo es) consolidar esas ganancias y a seguir esperando con paciencia.

  1. Intento que sea una crítica constructiva, nada más lejos de mi intención el ofender,pero no presumias de la fortaleza de Autodesk, con 1000M$ en caja, lider de su nicho de mercado, etc. etc.?

    Supongo que recompraras si hay recaida del mercado, o definitivamente hemos abandonado el Value Investing?

    Un saludo.

  2. Pirula no hemos abandonado el value investing (aunque lo parezca) sino que dadas las circunstancias del mercado con un 10-15% de la cartera digamos que estamos siendo más activos. Aún asi con la parte “más activa” intentamos comprar acciones que creemos que estan infravaloradas. En cuanto Autodesk, ya diguimos que vendereiamos entre el nivel de 14-16 dólares (de momento hemos vendido la mitad). Estos movimientos son debidos a que efectivamente creemos que podremos recomprar más barato ya que creo que ni mucho menos se han acabado las noticias negativas (me puedo equivocar).

    De las ventas de ayer probablemente me equivoque en USG, la tendría que haber mantenido por el buen dato de construcción de nuevas viviendas, pero en fin no se acierta siempre.

    Dicho esto seguimos manteniendo entre un 30-40% de la cartera invertida a largo plazo y estas son acciones que no tocamos.

  3. Yo he desecho posición de Golman Sachs con 40%+ y BAC con 20%+.
    En realidad no he ganado nada porque me metí en Conocophillips sin leer el aviso de la misma empresa que harían un writedown y vaya que si lo hicieron. Compre a $50 y vendido a 37. comprando a largo plazo a estos precios COP, creo que si es una buena inversión.
    en cartera tengo Intel y GE a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda