billetes bolivar venezuela-min

No hace ni una semana os comentamos que la devaluación del Bolívar venezolano había alcanzado el modo velocidad “Ludicrous Speed” o velocidad asombrosa, punto en el cual el valor de una divisa empieza a ser reconocido por todos los actores económicos cómo un papel que no vale absolutamente nada y desencadena un fenómeno de hiperinflación de esos que se dan muy de vez en cuando en la historia.

En ese momento el Bolívar en el mercado negro estaba a un tipo de cambio de unos 2.400 bolívares 1 US dólar. Cuando no hacía ni 30 días se cambiaba a unos 1.300 bolívares 1 dólar.

Pues bien una semana después de anunciaros que el bolívar había entrado en modo Ludicrous Speed hoy os confirmo que la devaluación de esa moneda que pasará a la historia porque ya no podrá sobrevivir sin cambiar de nombre ha acelerado su velocidad y se cambia ya a más de 4.200 bolívares el dólar.

captura-de-pantalla-2016-11-30-a-las-20-39-39

Para entender la magnitud del descalabro explicaros que en 2010, con 100 bolívares obtenías unos 12 euros. Hoy con 100 bolívares consigues dos monedas como estas:

2052109-a-collage-of-1-euro-cent-coin-compressor

El fenómeno os puede parecer extraño pero rima perfectamente con otros que ya han ocurrido alguna vez en la historia. Hablamos de Zimbaue recientemente o en la Alemania de 1920. La destrucción total del valor de una moneda y la consecuente hiperinflación tienes unas explicaciones clara en el caso de Venezuela:

1- Instauración de un modelo económico que destruye la productividad.

2- La economía del país pasa a depender cada vez más de las importaciones que deben pagarse en dólares u otras divisas fuertes.

3- La caída del precio del petróleo pulveriza la única fuente que tiene el país para obtener divisas duras.

4- Los déficits públicos son cubiertos con la emisión descontrolada de moneda local que inunda el mercado sin respaldo de reservas de divisas fuertes lo que dispara el dinero en circulación.

5- Se inicia la desconfianza en el valor de la moneda y aumenta la velocidad del dinero. La gente no quiere bolívares sino dólares y hace lo que sea necesario para desprenderse de los primeros.

Agitadlo todo bien en la coctelera y tenéis el resultado de una divisa con su valor devastado y una hiperinflación descontrolada.

Por cierto. La gallina de los huevos de oro venezolana, la petrólera estatal PDVSA, retrasó una semana el pago de los intereses de sus bonos con vencimientos 2037. Oficialmente parece que tuvieron problemas logísticos para realizar el pago de unos $140 millones.

Ver cotización dólar paralelo today

  1. PURA mi..da este articulo la pagina web del supuesto dolar paralelo la maneja un tipejo en Alabama quien fue ministro del dictatorzuelo Carmona…. que mie..da es la información hoy por eso ganan los Trump

  2. Manual de tonterías sobre la inflación en Venezuela
    Nadie niega que los precios en Venezuela sean un problema. Precisamente por ello, esta cuestión no puede ser tratada con tanta frivolidad. La conformación de precios es un problema infinitamente más complejo que una relación unívoca entre dos variables. Los precios no caen del cielo ni se determinan en ningún ‘software’ matemático.

    La famosa mano invisible no existe. Cada precio tiene su razón de ser.
    El otro gran mantra es echarles la culpa directamente a los trabajadores. ¿Será verdad que el incremento salarial es el causante de la inflación como dice el manual de tonterías del neoliberalismo? Tampoco. Absolutamente falso.

    Esta espiral tiene una determinada secuencia: primero, el incremento de precios, luego, las subidas salariales. Decir lo contrario es, además de falso, muy injusto porque sería culpabilizar al trabajador del incremento de los precios. Lo que lleva implícito el intento de aplicar la receta neoliberal: bajar salarios para bajar demanda, y por tanto, lograr controlar la inflación.

    Otro asunto fundamental, olvidado por el Manual de tonterías sobre la inflación en Venezuela, es la influencia que tiene la estructura oligopólica de la oferta sobre la conformación de precios. Son pocas (y grandes) empresas privadas las que tienen un fuerte poder de mercado para fijar precios. Su posición dominante les permite vender un producto a precio excesivo. No hay competencia suficiente para poner en riesgo tal precio abusivo. O lo compras a ese precio o no lo encuentras. La concentración empresarial, además de ser injusta, es altamente ineficaz en materia de precios.

    https://actualidad.rt.com/opinion/alfredo-serrano-mancilla/224703-manual-tonterias-inflacion-venezuela

  3. El gobierno de Venezuela (mi país) no existe. Solo hay un pequeño grupo de corruptos que controlan el poder, tal como en Zimbabue. Su meta es permanecer en el poder el mayor tiempo posible. Pero de darle bienestar a la gente no se ocupan.

  4. Lo peor son los ciudadanos venezolanos(compatriotas) que son los que pasan hambre por culpa de unos corruptos con síndrome de garrapata, aferrados no se muy bien a qué, sin preocuparse de que el país levante cabeza y poder poner a Venezuela como una de las grandes potencias latinoamericanas. Es de pena. Y cuidado aquí en España con Podemos, porque el Pablo Iglesias es de ideales semejantes a las de Maduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…