GurusBlog

Venezuela. Muere la República empieza la Dictadura

Hoy de forma oficial el presidente Nicolás Maduro ha asesinado la República y ha metido al país en una nueva etapa donde se otorga poderes dictatoriales. Cómo nuestra opinión quizás la consideráis algo sesgada os dejamos la de Human Rights Watch:

“En vez de organizar un referéndum para preguntarles a los venezolanos si aprobaban su plan –tal como, según juristas, lo exige la constitución–, Maduro convocó a una Asamblea Constituyente mediante un decreto presidencial, con el apoyo de su obsecuente Tribunal Supremo. En una consulta popular organizada por la oposición el 16 de julio, más de siete millones de personas se atrevieron a formar largas filas y exponerse a la represión precisamente para oponerse a la propuesta de Maduro.

Sin embargo, mucho más grave que la falta de legitimidad de origen es que la Asamblea Constituyente tendría amplísimos poderes, definidos de manera sumamente imprecisa. El decreto de Maduro dice, por ejemplo, que la Asamblea Constituyente es una iniciativa para “contener la escalada de violencia política” a través de “una reorganización del Estado, que recupere el principio constitucional de cooperación entre los poderes públicos”. Esta cita casi orwelliana deja en evidencia que el gobierno busca el avasallamiento definitivo de la independencia de la Asamblea Nacional, con mayoría opositora, y del Ministerio Público, hoy crítico del gobierno.

Otro objetivo propuesto, afirmó Maduro con total descaro, es “la ampliación de las competencias del Sistema de Justicia, para erradicar la impunidad” de “delitos contra la Patria”, el “terrorismo” y la “injerencia extranjera”. También busca proteger a Venezuela del “intervencionismo extranjero”.

Los vastos poderes que el decreto de Maduro le concede por tiempo indefinido a la Asamblea Constituyente permitirían la adopción de medidas que van mucho más allá que redactar una constitución. La Constituyente podría:

  • Cerrar la Asamblea Nacional. El decreto de Maduro indica que la Asamblea Constituyente empezará a reunirse 72 horas después de que sean elegidos sus miembros, dentro del edificio donde hoy sesiona la Asamblea Nacional. Hay motivos de sobra para temer que esto implique no sólo desplazar a la Asamblea Nacional, sino además cerrarla.
  • Eliminar la inmunidad parlamentaria. En un país donde hay más de 400 presos políticos y la justicia militar ha procesado a más de 460 civiles, muchos de ellos por traición a la patria o rebelión, esta medida facilitaría que Maduro implemente el “Plan Especial de Justicia de Emergencia” que anunció el 18 de julio. Este plan, que sería ejecutado por el Tribunal Supremo, tribunales militares, la policía y una vicefiscal general nombrada por el Tribunal Supremo violando la constitución, se propone “la búsqueda y captura de todos [los] conspiradores” y la imposición del “castigo ejemplar”.
  • Destituir a la fiscal general. La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que solía apoyar al gobierno, desde fines de marzo ha demostrado tener la voluntad y capacidad de exigir que el gobierno de Maduro rinda cuentas por sus abusos y tácticas antidemocráticas. Eso es precisamente lo que la Asamblea Constituyente querría impedir.
  • Suspender las elecciones por tiempo indefinido. Las elecciones de gobernadores, que la constitución exigía fueran hechas en 2016, están programadas para diciembre de 2017. En 2017 deberían celebrarse también elecciones de alcaldes. Los comicios presidenciales deberían llevarse a cabo en 2018.

Esto no es mera especulación. El poderoso político chavista Diosdado Cabello, candidato a la Asamblea Constituyente, ya ha prometido allanar la inmunidad parlamentaria y destituir a la fiscal general. Dado que la oposición política ha decidido no participar en las elecciones del 30 de julio en señal de protesta, nadie dentro de la Asamblea Constituyente se opondrá a ninguna de estas medidas.

La oposición venezolana ha llamado esta semana a un paro nacional de dos días, al cual se adhirieron varios sindicatos, y a una manifestación masiva el viernes. Para que la presión en las calles sea exitosa, debe contar con el apoyo explícito de gobiernos democráticos de la región y de Europa que deberían redoblar la presión sobre el gobierno venezolano. Este es el momento no solo de impulsar estrategias diplomáticas multilaterales vigorosas, sino además de, por ejemplo, aplicar sanciones dirigidas contra autoridades civiles y militares venezolanas implicadas en graves violaciones de derechos humanos.”

Las elecciones a la Asamblea Constituyente:

A pesar de todo Maduro tras meses de protestas contra la Constituyente y más de 100 muertos en la calles ha seguido con su plan y hoy 30 de julio llamaba a los Venezolanos a votar en un proceso que no parece ofrecer ningún tipo de garantía.

Sin prensa

Para empezar el Consejo Nacional Electoral ha prohibido la cobertura de la prensa nacional e internacional, salvo las votaciones de la alta jerarquía del chavismo. En el colegio de contingencia, localizado en el Poliedro de Caracas, el palacio de eventos más importante del país, la prensa puede permanecer a 500 metros

Sin control del voto

La  propia presidenta del Consejo Nacional Electoral reconocía que en estas eleciones el sistema permite que se una misma persona vote varias veces, ya que permite que el 100% de los electores voten donde quieran, lo que permite que un mismo elector pueda votar en varios centros electorales.

Según la presidente del Consejo Nacional Electoral que no haya votos duplicados o triplicados lo confía a: “ El electorado venezolano ha demostrado ser un elector dosificado así que descartamos que haya tentación de votar en varios centros de votación”

Maduro y el más espantoso de los ridículos:

El primero que voto hoy fue el presidente Nicolás Maduro. La sorpresa saltó cuando entregó su carnet de la patria para que fuera validado. Un vídeo vale más que mil palabras: La persona no existe o el carnet fue anulado.

Sin observadores internacionales

Cómo suele suceder en un proceso de votación que nace de forma ilegal las votaciones para la Asamblea Constituyente en Venezuela no han gozado de observadores internacionales imparcial. Bueno sí han tenido 4 “observadores” internacionales “imparciales”, 2 europeos y 2 latinoamericanos, entre los europeos los dos son de IU. Sería interesante saber cuanto han cobrado por pasar unos días de vacaciones en Caracas.

El Resultado:

Según el gobierno de Maduro finalmente se obtuvieron 8.089.320 de votos es decir un 41,53% de la población censada, obviamente la supuesta victoria es imposible de verificar, ya que no hay auditorias, los controles fueron eliminados y el sistema permitía el voto múltiple, las cifras además no cuadran con la paulatina caída de apoyo del chavismo.

En las presidenciales de 2012, Hugo Chávez obtuvo 8.191.132 votos, . En 2013, Maduro superó los 7 millones y medio de votos y en las parlamentarias del 2015 rondaron los 5,6 millones y el chavismo perdió la mayoría en la Asamblea Nacional. 

Según la oposición se registraron dos millones y medio de votos, 12,4% del total , y la firma independiente Torino Group arrojaba en su exit poll un estimado de 3.600.000 millones de votos, un 18,5%, resultado bastante parecido al facilitado por las encuestas durante la campaña electoral. Del total de votos un 25% serían nulos por funcionarios disconformes con el régimen que fueron obligados a ir a votar.

Por cierto, en la comunicación de los resultados desapareció Luis Emilio Rondón, rector principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), después de afirmar que horas antes había cuestionado la  la manera en que la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente se iba a realizar.

La Economía en descomposición total

Mientras el régimen instaura un sistema dictatorial para agarrarse al poder la economía venezolana sigue en acelerada descomposición y el dólar ya se cambia a más de 10.000 bolívares en el mercado negro.

 

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

6 comentarios

  1.    Responder

    Creo que si Venezuela estaba ya mal imaginaros ahora

  2.    Responder

    Llegados a este extremo sería miserable que occidente se pusiera de perfil, no hay màs remedio que derrocarlo como se hizo con Husein.

  3.    Responder

    Llegados a este extremo sería una infamia que occidente se pusiera de perfil, no hay màs remedio que derrocarlo como se hizo con Husein.

  4.    Responder

    algunas republicas no están tan lejos de las dictaduras… espero que no sean todas.

    1.    Responder

      efectivamente, hay republicas que son ejemplares; pero otras sólo tienen la etiqueta nada más, como p.ej. Cuba.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies