GurusBlog

Vodafone, Verizon y el efecto Figo.

figo

Tras anunciar ayer el acuerdo de una de las mayores transacciones de la historia, con la compra por parte de Verizon de la participación del 45% que Vodafone tiene en Verizon Wireless por $130 mil millones de dólares, ha llegado la hora de analizar quién son los posibles ganadores y perdedores:

Primer y claro ganador. Sin lugar a dudas, las firmas de M&A, abogados y bancos de inversión que han asesorado y participado en el diseño de la operación. En total, con el cierre de la transacción, se estima que se llevarán nada más y nada menos que $260 millones en comisiones. Si además Verizon tiene que levantar cerca de 60 mil millones de dólares para financiar la operación, es de esperar que puedan atar unos $120 millones de dólares adicionales, sólo por levantar la deuda a la que habrá que añadir las comisiones por levantar equity para Verizon.

Y es que Verizon Wireless ha sido un auténtico caramelo para Wall Street desde 1994. Las diferentes fusiones y adquisiciones que llevaron a lo que es hoy Verizon Wireless  (Bell Atlantic, Vodafone, AirTouch, Nynex o GTE son algunas de las empresas que hoy conforman Verizon Wireless) ya habían dejado a Wall Street comisiones por valor de unos $250 millones de dólares hasta llegar al jackpot de 2013.

El segundo ganador, al menos a corto plazo, es sin lugar a dudas Vodafone. Con posición minoritaria en Verizon Wireless, acaba llevándose 130 mil millones de dólares, valorando la empresa a un múltiplo alto de 8x su Ebitda. Digo a corto plazo, porque a medio largo plazo no lo tengo tan claro.

Con $130 mil millones de dólares en caja y en acciones de Verizon, y una capitalización actual de 158 mil millones, Vodafone, salvo que lo proteja el gobierno británico, es hoy un claro objetivo de cualquier tiburón financiero para ser opada y descuartizada. Su principal valor, la participación del 45% de Vodafone en Verizon Wireless se ha vuelto liquida, y Vodafone es un conglomerado con presencia en diversos países que puede ahora ser descuartizado con relativa facilidad.

El efecto Figo

Para evitar una OPA, la dirección actual de Vodafone tiene dos opciones. O bien repartir la caja obtenida con la venta de Verizon Wireless entre sus accionistas con un macro dividendo o programa de recompra de acciones, lo que reduciría mucho el poder y tamaño de Vodafone, o empezar una frenética carrera de adquisiciones lo que puede comportar que se acabe comprando caro y sobretodo mal. $130 mil millones de dólares es un montón de dinero y no es tan fácil encontrar empresas a las que comprar sin empezar a pagar sobreprecios.

Para que os hagáis una idea, Telefónica capitaliza 60 mil millones de dólares y Deutsche Telekom unos 40 mil millones de euros. Vodafone podría ahora comprar las dos y aún les sobraría dinero.

Asi que probablemente el tercer gran ganador de la operación no sea ni Vodafone ni Verizon, sino el resto de accionistas del sector de las telecomunicaciones, que ha visto como de repente uno de sus competidores nada en estos momentos sobre una montaña de liquidez y tiene que salir de comparas. Si yo quisiera invertir en el sector de las Telecomunicaciones, en estos momentos no lo haría ni en Verizon ni en Vodafone, sino en un puñado de operadoras de tamaño medio, es probable que alguna de ellas acabe recibiendo una OPA por parte de Vodafone.

Para poner un símil sencillo de entender. La situación de Vodafone sería algo parecida a cuando el Real Madrid le “robó” a Figo al F.C.Barcelona. Al final el más beneficiado acabo siendo el Arsenal que vió como a Joan Gaspar le dió por ficharle a sus jugadores a precio de oro. Esperemos que Vittorio Colao (CEO de Vodafone) no sea la réplica de Joan Gaspar.

Y por último tenemos a Verizon Communications. Para mi claro perdedor a corto plazo. Paga $130 mil millones para hacerse con una compañía de la cual ya tiene el control. Así que la compra no es estrategica sino financiera. Es más se dice que Verizon compra ahora la participación de Vodafone aprovechando que los tipos de interés están bajo para poder financiar la compra de forma barata. Cuando este es el principal motivo de una compra, es que algo no acaba de ir del todo bien.

Además, si como se rumorea, la mitad de los $130 mil millones se pagan con acciones de Verizon, y si tal como todo indica Vodafone va a repartir estas acciones entre sus accionistas, lo normal es una vez cerrada la operación y finalice el periodo de lock up, haya una fuerte presión vendedora en las acciones de Verizon.

Hoy la cotización de Verizon Communications (NYSE:VZ) cae ligeramente un 0,92% y la de Vodafone (NASDAQ:VOD) sube ligeramente un 1,73%.

Rentabilidad para Vodafone. Una operación mediocre

Por cierto, a los que estáis imaginando que Vodafone ha obtenido una rentabilidad astronómica con la operación, siento bajaros al planeta tierra. Es difícil calcular la plusvalía de Vodafone, la creación de Verizon Wireless fue un proceso complejo de intercambio de activos y ha habido reparto de dividendos de por medio, pero sólo teniendo en cuenta los 60 mil millones de dólares que en 1999 Vodafone pagó por hacerse con AirTouch, la rentabilidad anual obtenida por Vodafone con la venta de su 45% no superaría el 5,6%.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies