GurusBlog

Volvemos con el referéndum del referéndum

Hace ya casi un año, cuando el denominado “procés” empezaba a tener visos de que se les podía ir de las manos a todos los actores y visto que desde los diferentes actores políticos, por cuestiones electorales, es imposible que lleguen a una solución de consenso, se nos ocurrió lanzar la propuesta de organizar un referéndum del referéndum en toda España cómo vía para darle una solución al tema o al menos probar una vía diferente. En este post “El referéndum del referéndum” podéis encontrar la extensa explicación que dimos sobre la propuesta.

La propuesta por los comentarios recibidos parece que no acabó de gustar a casi nadie, algo que no tiene que ser necesariamente malo, ya que tal y como están las cosas en un tema en donde el corazón de cada una de las partes pesa más que la razón queda claro que si se quiere una solución de consenso está no va a dejar plenamente satisfecho a nadie.

Muchas cosas han pasado desde hace más de un año, las posiciones parecen más irreconciliables que nunca, y quizás por esto nos sorprendió el resultado de una encuesta reciente elaborada por GESOP para El Periódico, y que da como resultado que el 46,9% de los españoles estaría de acuerdo que en Cataluña se realizara el referéndum.

Básicamente el problema que tenemos a día de hoy lo podemos resumir en los siguientes puntos:

1- La mayoría de los ciudadanos de Cataluña quieren realizar una consulta para decidir si se independizan del Reino de España o no.

2- La consulta, tal cual está planteada vulnera varios artículos de La Constitución. Por lo que no se puede celebrar sin reformar antes La Constitución, modificación que requiere de mayorías cualificadas e incluso en algunos casos ser ratificada la modificación por referéndum.

3- Es muy complejo, por el coste electoral que puede tener, que ciertos partidos políticos necesarios para aprobar la reforma constitucional den el paso por iniciativa propia.

Ante este nudo gordiano, a nuestro entender nuestra propuesta para deshacerlo pasa por que el Gobierno convoque una consulta en toda España, el referéndum del referéndum para que en sean los ciudadanos de todo el país los que se pronuncien si consideran conveniente que en Cataluña se celebre el referéndum.

Probablemente los partidarios de la independencia rechazan esta opción porque siempre han pensado que la consulta a la ciudadanía arrojaría un No claro a la independencia, pero ojo que ese No, no está para nada tan claro a la vista de las encuestas. Un 47% de partidarios de que se celebre la consulta es un porcentaje muy alto, no sabemos los NS/NC de la encuesta pero es probable que sea superior a los que tienen claro el no al referéndum. Con un poco de pedagogía y rebajando la tensión no parece descabellado obtener un resultado favorable.

La opción planteada, respeta, a diferencia de otras vías, el ordenamiento legal que tenemos vigente y no rompe las reglas de juego democráticas vigentes.

Veremos si los políticos que defienden las diferentes posturas lo que quieres es dar con una solución o si simplemente ya les va bien las cosas tal y como están hoy en día con la gente distraída y el voto movilizado gracias al  artifício del conflicto catalán.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

7 comentarios

  1.    Responder

    Ya me están cansando con la misma historieta. A ponerse de acuerdo de una vez y hablar en una mesa conjunta como adultos.

  2.    Responder

    Buen artículo sobre un tema realmente agotador para el usuario.

  3.    Responder

    Una parte minoritaria de CAT, movida por el odio y la manipulación quiere que toda CAT se separe de ESP incumpliendo todas las leyes vigentes. CAT nunca ha sido territorio independiente a lo largo de la historia, y las consecuencias económicas y sociales serían devastadoras.
    ESP y UE tampoco lo desean.
    No me parece que la solución sea retorcer las leyes para encajarlas en los deseos excluyentes de una minoría radical. Aún realizando un referéndum, si el resultado fuese contrario a los deseos de esta minoría, ocurriría como en Escocia, en donde hace poco ya reclaman un nuevo referéndum de independencia de UK, y así hasta que se votase lo que reclaman.

    En mi opinión, a menos que desaparezcan las autonomías como en Francia y se recuperen todas las competencias, nos dirigimos hacia una balcanización de la nación más vieja de Europa.
    La única vía es el control de la economía, la educación, la policía y los medios de comunicación, y que se aplique la ley de forma inmediata y firme contra aquellos que quieren destruir nuestra nación, nuestra convivencia y nuestra paz.
    No creo que esto ocurra, por la abierta cobardía y despreocupación del gobierno central durante décadas, así que me temo que nos dirigimos hacia un conflicto muy grave de consecuencias imprevisibles.

  4.    Responder

    Otra solucion: explicarle al rey y a unos cuantos politicos españoles que los catalanes tienen costumbres distintas, y no hace falta que vivan como si fueran andaluces o aragoneses (que también tienen sus costumbres). Tal como yo lo veo, el problema de Cataluña no es de lenguas, pero los nacionalistas lo presentan así porque son sus intereses. Si aceptamos que andaluces o gallegos tienen sus costumbres, también se pueden aceptar a los catalanes – y hablar poco de lenguas. Y nos ahorramos referendums.

  5.    Responder

    Pues eso, lo que se debe cambiar es la ley, hacer un referéndum pero al tipo de leyes.

  6.    Responder

    Regresamos a lo mismo. Hasta que no se independicen monetariamente de España, no dejaran en paz todo este proceso. Ya estamos cansados de leer lo mismo.

  7.    Responder

    Una vez acabado el conflito vasco hay que buscar los votos por otro lado, ya que de dirigir el país no tienen ni pajotera idea necesitarán un motivo que convezca a la gente para que les vote. Antes era la lucha contra el terrorismo y ahora es la lucha contra los golpistas de Cataluña, si solucionan el problema de Cataluña ya nadie les va a votar ya que entonces sus votantes se darán cuenta de que no saben dirigir el país ni solucionar los problemas económico sociales en los cuales estamos inmersos. O sea que hay conflicto para largo.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies