Que una compañí­a incumpla las previsiones de resultados no es nada excepcional, pero cuando incumples las previsiones realizadas en el mes de Noviembre durante la salida a bolsa cuando ya deberí­as tener una gran visibilidad de como ha ido el año, es como mí­nimo para dejar preocupado a los accionistas. O bien se deben preocupar porque la empresa tiene unos sistemas de información y un equipo directivo incapaz de preveer como cerrarás el año a falta de un mes para que se acabe, o bien te preocupas porque puedes empezar a sospechar que el equipo directivo habrí­a hinchado las previsiones para garantizar el éxito de la salida a bolsa al mayor precio posible.

Estás son algunas de las cifras de Vueling, previstas y reales: En la OPV habí­an previsto unas ventas de 260 millones de euros que se han quedado en 237 millones. El Ebitda ha sido de 28 millones en lugar de los 31,6 previstos y en cuanto a beneficio neto, esperaban cerrar con un beneficio positivo y han perdido 7,1 millones de euros.

A ver quien confí­a ahora en las previsiones para el 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda