GurusBlog

Vuelve Kicillof. Incrementar la masa monetaria no crea inflación

Vuelve Kicillof, el flamante exministro de economía en la última época del kirchnerismo, autor de la expropiación de YPF a Repsol pagada a precio de oro en el pico máximo de los precios del petróleo (gracias Argentina por el regalo) y de las magníficas negociaciones con los tenedores de deuda Argentina y el juez Griesa que acabó con Argentina en default técnico.

El caso es que Kicillof vuelve con un discurso en el II Congreso de Economía Política que se desarrolla en la Universidad de Avellaneda (Undav) y no deja interesantes perlas, que nos demuestras lo fácil que es ser un economista populista pudiendo soltar cualquier burrada y pudiéndote ir a dormir tan tranquilo.

Dejando de lado alguna que otra perla de las que soltó cómo que al final del kirchnerismo la pobreza en Argentina era inferior que en Alemania, nos centramos en una de las afirmaciones  que les encanta a los economistas populistas. Imprimir dinero no crea inflación.

Citamos su frase:

“EE.UU. quintuplicó la base monetaria y tiene deflación. Es mentira que la emisión genere inflación, es más complejo”

Una frase corta pero potente que pretende demostrar con un dato real que aumentar la masa monetaria no provoca inflación y tratar así de lavarse las manos explicando que la política económica de monetizar el déficit público creando masa monetaria no era la causa de la inflación que vive Argentina.

El problema, para empezar, es que realizando un rápido fast check nos damos cuenta que la afirmación de Kicillof es falsa. Entre 2006 y 2016 la masa monetaria de los EEUU pasó de 10,2 billones a unos 16 billones. Un incremento del 63% en 10 años, es decir ni se llegó a multiplicar por dos ya no digamos quintuplicar.  Kicillof base su contra ejemplo para su teoría en un dato falso.

Curiosamente la que si más que quintuplicó su masa monetaria fue Argentina. Entre 2006 y 2016 está pasó de 200,8 mil millones a más de 2,3 billones un aumento de la masa del 1.062%. Causa o casualidad lo cierto es que en los últimos años Argentina lleva soportando inflaciones anuales de entre el 20-40%.

Evolución Masa Monetaria Argentina (FMI)

 

Se que para los economistas populistas la teoría de que incrementar la masa monetaria sin límite no crea inflación es su santo grial, les permite justificar disparar el gasto público sin preocuparse de realizar una gestión responsable y prometer a sus votantes riqueza infinita. La realidad por desgracia no nos dice lo mismo.

A modo de resumen:

Incrementar masa monetaria no tiene porque llevar a la inflación. Incrementar de forma descomunalmente y sin límites la masa monetaria casi siempre suele acabar con una perdida de confianza en la divisa, devaluación e inflación. Si tienes una divisa fuerte (una moneda de transacción internacional) probablemente te puedas permitir ciertos incrementos de masa monetaria sin generar inflación. Si tienes una divisa “débil” aumentar la masa monetaria acaba en la mayoría de los casos desembocando con periodos de alta inflación a medida que vas agotando las reservas de divisas “duras” del país.

No es lo mismo “imprimir” divisa para monetizar déficits, cómo ha hecho Argentina o Venezuela  que incrementar la masa monetaria para comprar activos (bonos) en los mercados secundarios.

Y es cierto, imprimir por si sólo no tiene porque producir inflación, pero si decides aplicar políticas económicas proteccionistas, restringir las importaciones, generar altos déficits públicos, hundir la productividad, y monetizar los déficits imprimiendo desmesuradamente dinero cuando no tienes una moneda “dura” tarde o temprano acabarás generando altas tasas de inflación y no hay nada que genere más pobreza entre la población de un país que tasas de inflación de doble dígito.

Leer:

Imprimir dinero. La solución mágica a todos los problemas

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Pensar que este impresentable fue Ministro de Economía, DIOS! Qué país generoso este!!

  2.    Responder

    deberia haber una ley que frene las burradas y contenga un poco a los “iluminados”.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies