warren buffett bank of america

warren buffett bank of america

Warren Buffett vuelve a repetir la jugada que realizó hace unos 3 años con Goldman Sachs y en medio de las turbulencias acude como inversor de último recurso para inyectar fondos a Bank of America cuya acción se había desplomado más de un 50% en los últimos meses.

La inversión de Buffett en Bank of America (NSYE:BAC) se puede ver como una señal de confianza de Buffett en la banca.

La inversión de Warren Buffett en Bank of America:

La apuesta de Warren Buffett en Bank of America asciende a 5.000 millones de dólares en acciones preferentes que le darán una rentabilidad anual del 6% en forma de dividendo y que pueden ser recompradas por el banco en cualquier momento pagando una prima del 5%, adicionalmente Buffett recibe warrants durante un periodo de 10 años para comprar otros 5.000 millones de acciones adicionales a un precio de 7,142 dólares por acción.

Sin embargo, cuidado con imitar el movimiento de Buffett. Al igual que la inversión que realizó en Goldman Sachs, la inversión en Bank of America de Buffett tiene unos mecanismos y unas características especiales, Buffett no está comprando acciones al mercado como podemos hacer los inversores “normales”, él está jugando con red.

La inversión en Goldman Sachs como ejemplo:

Repasemos la inversión de hizo Warren Buffett en Goldman Sachs. El 24 septiembre de 2008  Buffett acudió al rescate de Goldman Sachs, por aquel entonces la acción de la Goldman cotizaba alrededor de los 130 dólares, un mes más tarde, la hecatombe absoluta, la acción de Goldman Sachs se desplomaba hasta  53 dólares, incluso hoy en día,  tres años después,  un inversor que hubiese comprado en el mercado estaría perdiendo ya que hoy Goldman Sachs cotiza a 111 dólares (aunque es cierto que también ha cotizado por encima de los 130 dólares durante este periodo).

El timing de Buffett fue francamente horroroso, pero es que la inversión tenía primero un componente “político” o de “rescate”, Buffett se está convirtiendo en el inversor de último recurso. Y segundo, a pesar de ser una inversión política, Buffett es un maestro o más bien no es tonto ni regala nada.  Básicamente lo que buscó fue asegurarse una rentabilidad del 10% anual y sobretodo asegurarse que Goldman le iba a tener incentivos para recomprarle (y este es probablemente el punto más importante de todos). Lo que hiciera la cotización de Goldman ni le afectaba. Buffett sabía que Goldman Sachs le recompraría.

Dos  años después de realizar la inversión, Buffett vió como Goldman Sachs le recompraba las acciones preferentes  y le pago su prima del 10% anual. Buffett se había asegurado básicamente que lo primero que haría Goldman Sachs cuando el temporal pasara sería recomprarle sus acciones preferentes. Y no era porque confiara en un pacto de caballeros, sino simplemente porque había introducido los incentivos necesarios.

Primero porque el “dividendo” del 10% anual era muy caro y segundo porque entre otras cosas había introducido una cláusula conforme ninguno de los directivos de Goldman ni sus familias podían vender más del 10% de las acciones que tenían en el Banco mientras Buffett tuviera la inversión en el banco. Si los directivos de Goldman Sachs querían vender, primero tenían que sacarse de encima a Buffett.

Cómo podéis observar, Buffett no juega con las mismas cartas que el resto de los mortales. Tratar de imitar sus inversiones puede resultar una quimera, simplemente porque no podemos invertir en las mismas condiciones que él.

  1. Buen post, en este caso Warren no está comprando acciones de BOA. BOA está comprando la credibilidad que tiene Buffett en los mercados. Y Buffett, que de tonto tiene poco, vende su credibilidad cara….

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda