GurusBlog

La dosis anual de sentido común de Warren Buffett

Warren-Buffett

Como cada año Warren Buffett publica su carta anual dirigida a los accionistas de Berkshire, os traducimos algunos de los fragmentos que consideramos más interesantes, y como siempre, si conocéis la lengua de Shakespeare os recomendamos la lectura directa del documento.

Primero las malas noticias

Cuando por primera vez tomamos el control de Berkshire por allá el año 1965, nunca soñé que llegaría un año en el que obteniendo un beneficio de 24.100 millones de dólares estaríamos por debajo de la rentabilidad obtenida por el S&P500. Sin embargo por novena vez en 48 años, el incremento porcentual del valor contable de Berkshire ha sido inferior a la rentabilidad del S&P500 (contando dividendos y revalorización). En 8 de estos 9 años, la rentabildad del S&P ha sido superior al 15%, así que parece que comparativamente lo hacemos mejor cuando el viento nos sopla de cara.

Hasta la fecha y contando periodos de cinco años, la rentabilidad obtenida por Berkshire ha batido siempre a la del índice S&P500, pero si el mercado continúa avanzando en 2013 romperá por primera vez nuestra estadística.

Sin embargo podéis estar seguros de una cosa. Sean cuales sean los resultados de Berkshire, mi socio Charlie Munger y yo no vamos a cambiar las varas de medir. Nuestro trabajo es incrementar el valor intrínseco de la compañía, para medirlo utilizamos el valor contable de la compañía como proxy, a un ritmo más rápido que la rentabilidad que obtiene el mercado en el S&P500. Si así lo hacemos, aunque el comportamiento del precio de las acciones de Berkshire sea impredecible a corto, medio plazo, superará la rentabilidad del S&P500 a largo plazo. Si fracasamos, no estaremos dando ningún valor a nuestros inversores, que podrían por si mismo obtener una rentabilidad superior comprando un ETF de bajo coste que replique el S&P500.

Tanto Charlie como yo, creemos que el incremento del valor intrínseco de Berkshire es probable que supere a lo largo del tiempo la rentabilidad que obtenga el S&P500 por un estrecho margen. Confiamos en ello porque hemos invertido en unos negocios que consideramos magníficos, que cuentan buenos equipos directivos orientados a crear valor para el accionista. Sin embargo, nuestro desempeño respecto a los índices, entendemos que tiende a ser comparativamente mejor cuando estos caen o se mueven planos. En los años en los que las Bolsas tengan fuerte revalorizaciones debéis esperar que nosotros estemos por debajo del rendimiento obtenido por los mercados.

Cazando Elefantes

La segunda desilusión del año para nosotros ha sido nuestra falta de habilidad para poder realizar una gran adquisición. Hemos perseguido un par de oportunidades pero nos hemos quedado con las manos vacías.

Nuestra suerte ha cambiado a principios de este año, ya que en el mes de Febrero acordamos comprar el 50% de H.J. Heinz, la otra mitad será de un pequeño grupo de inversores liderados por Jorge Paulo Lemann, un reconocido hombre de negocios y filántropo brasileño del que soy su amigo desde hace años. Berskshire invertirá 4 mil millones de dólares en equity y 8 mil millones en acciones preferentes que pagan un dividendo anual del 9%. Estas preferentes pueden ser recompradas a un precio que comporta una prima significativa sobre nuestro coste de adquisición y también tienen una serie de warrants que nos permiten hacernos con el 5% de la compañía a un valor nominal.

La inversión total en Heinz asciende a 12 mil millones con lo que absorve gran parte de los beneficios generados por Berkshire en 2012. Sin embargo aún tenemos un montón de dinero en el cajón a la que se va sumando el que va generando la compañía cada año, así que tanto Charlie como yo una vez más nos hemos puesto nuestros trajes de Safari para reanudar la búsqueda de elefantes.

Los sucesores

Nuestros nuevos directores de inversión, Todd Combs y Ted Weschler, han probado, por suerte para Berkshire, que son unos tipos inteligentes e íntegros y encajan perfectamente en la cultura de la empresa. En 2012 han batido el S&P500 por márgenes de doble dígito y me han dejado incluso a mi mismo en evidencia. Cómo consecuencia hemos incrementado hasta los 5 mil millones de dólares el importe de los fondos que gestionan cada uno. Todd y Ted son jóvenes y van a estar para gestionar la enorme cartera de Berkshire  después de que Charlie y yo hayamos abandonado la escena. Pueden estar tranquilos con ellos.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    ¿Comprará Prisa?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR