tepco fukushima

Uno esperaría, que en un mundo normal, y más en un sistema supuestamente capitalista, que funciona teóricamente bajo la premisa de que en los negocios los accionistas asumen los riesgos para obtener potenciales beneficios, Tepco, la empresa eléctrica japonesa responsable de la gestión de la planta nuclear de Fukushima, después del accidente nuclear, ya hubiera pasado a la historia, estaría en situación de quiebra y el gobierno japonés hubiera procedido a asumir directamente el coste de reparación y desmantelamiento de la planta nuclear de Fukushima después de haberse quedado con todos los activos de Tepco cómo compensación por el multimillonario coste que supone arreglar el desaguisado del accidente nuclear.

Pues bien, sorpresa sorpresa, a pesar del multimillonario coste que supone controlar en estos momentos la planta de Fukushima, y de la nefasta gestión del accidente nuclear que ha día de hoy sigue vertiendo miles de litros reactivos al mar y está aún lejos de tener la situación controlada, la eléctrica presenta paradójicamente unas finanzas a prueba de bomba. Es más parece que el accidente nuclear le ha sentado de maravilla a su cuenta de resultados.

 

Según la información correspondiente al cierre de la mitad de su año fiscal en septiembre de 2013, los ingresos de Tepco se han incrementado un 11,8% hasta los 3,2 billones de yenes. Un crecimiento que debe ser la envidia del sector teniendo en cuenta que Tepco es una eléctrica presente exclusivamente en un país desarrollado y por lo tanto en un mercado maduro.

El incremento de ingresos que experimenta Tepco, curiosamente no viene por un incremento de cuota de mercado, sino por el aumento de tarifas decretado por el Gobierno para compensar a la compañía que con el accidente de su planta de Fukushima ha visto como en mix de producción de energía sus plantas de generación eléctrica basadas en combustibles sólidos tienen hoy un mayor peso que las plantas que tenían basadas en energía nuclear, fuente de energía más barata está última que la de combustibles sólidos.

Pero sin duda, si el incremento de ingresos de Tepco ha sido espectacular, no os vayáis todavía sin echarle un vistazo a como ha evolucionado la última línea de sus cuenta de resultados. Está ha pasado de tener pérdidas a presentar un beneficio neto de 616 mil millones de yenes, lo que sitúa a Tepco cómo una de las eléctricas más rentables del mundo con un margen sobre beneficio neto del 20%.

tepco financials

 

¿La causa de semejante rentabilidad? Pues sencillamente los 666 mil millones de yenes que Tepco ha recibido sólo en la primera mitad del año del Gobierno japonés en compensación por el desastre de la planta nuclear de Fukushima. Es decir cada yen recibido de los contribuyentes ha ido directo a engrosar los beneficios de Tepco.

Continua leyendo:

  1. Después del informe provisorio presentado (27.12.11) por un Comité de espertos bajo la Presidencia de Yotaro Hatamura (Prof. Emérito de la Univ de Tokio) y encargado por el gobierno nipon, las autoridaes de TEPCO como mínimo deberían estar enjuiciados y bajo libertad vigilada. La grave crisis que atraviesa Japón y la alta conflictividad política de la región colaboran para “el vale todo” en un país hasta ayer referente del “milagro”capitalista. Científica y tecnologicamente de avanzada habiá tenido un severo traspié en la usina nuclear de Tokamura en 1999, y en el mientras tanto Fukushima ..no deja de acontecer..!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.