zinkia

Zinkia puede que esté en el peor momento que vive desde que nació. Lo que es seguro es que desde que debutara en Bolsa (julio de 2009) no parece que haya vivido unos momentos tan complicados como los que está viviendo en estos días.

El pasado 31 de octubre no tuvo más remedio que solicitar el “preconcurso de acreedores” al no conseguir la financiación necesaria en la emisión de bonos que tenía abierta para poder seguir funcionando sin problemas y para poder hacer frente a los pagos de la deuda que tiene (bonos de 2010 y deuda financiera). La situación es muy delicada pero para mí no es definitiva. Es decir, creo que saldrá del “preconcurso” y que antes o después la compañía por lo menos se estabilizará financieramente hablando. Y lo creo porque la marca Pocoyó pienso que tiene un valor más elevado de lo que capitaliza la compañía en bolsa sumando además su deuda.

Durante este periodo en el que la empresa se encuentra de “preconcurso”, tendrá que negociar con sus acreedores las condiciones para refinanciar la deuda que tiene con ellos. Es un periodo de negociación en el que todo puede ocurrir. Por lo tanto, aunque creo que llegarán a un acuerdo y en unas semanas Zinkia podrá salir del “preconcurso”, también sé que todo se puede enredar y que por cualquier motivo, las negociaciones no lleguen a buen puerto.

Entrando en las negociaciones, por un lado ya hemos conocido la oferta que han hecho a los bonistas de 2010 los cuales tenían que haber recibido esta semana el pago del último cupón y el principal de los bonos emitidos en noviembre de 2010 (una emisión de 2,3 millones de euros con un tipo de interés anual del 9,75%). Como ya sabemos, Zinkia no ha podido pagarles y les ha hecho una oferta. La propuesta de la compañía consiste en alargar el vencimiento del bono hasta 2015 a cambio de elevar el interés del cupón hasta el 11% a partir del año que viene. Si los bonistas lo aceptan, cobrarían el cupón del 9,75% que les correspondía este mes y luego tendrían dos cupones más al 11%, uno en 2014 y otro en 2015.

Partiendo de la base que la compañía no ha cumplido con los compromisos adquiridos hace tres años, la propuesta creo que es una buena oferta. No se habla de “quitas”, es decir, que se quiere o se pretende pagar el 100% del principal de la deuda. Se piden dos años más de tiempo, que pagarían con un 11% de tipo de interés anual.

La verdad es que una empresa que tiene problemas financieros y que no sabe cómo pagar sus deudas, en una situación que preconcurso es normal que pidan que se les “perdone” parte de la deuda contraída con sus acreedores. En este caso, Zinkia pide tiempo, no pide reducción de deuda, y paga por el tiempo solicitado para pagar. Por lo tanto, la oferta para mí no es mala. Tener la intención de pagar el total de la deuda contraída con sus bonistas para mí es una buena señal dentro de la delicada situación en la que se encuentra la empresa. Es decir, Zinkia está mal pero deben tener algo que les haga ser optimistas con el futuro. Como siempre, el tiempo dirá qué es lo que ocurre, si pagan de verdad, si cumplen con sus nuevos compromisos, etc.

La solución a esta negociación tendrá que esperar hasta el 9 de diciembre que es el día en que está previsto que los obligacionistas voten la propuesta de la productora, por segunda vez, tras la falta de quórum de la primera convocatoria celebrada el 8 de noviembre. En la primera convocatoria no pudo llegarse a un acuerdo ya que se necesitaban dos terceras partes de las obligaciones en circulación presenten en la asamblea. De todas formas ser realizó una votación a mano alzada que dio como resultado la aprobación de la propuesta. Será el próximo 9 de diciembre cuando sepamos realmente si los bonistas aceptan o no la propuesta ya que en esta segunda convocatoria no se requerirá quórum de asistencia. De esta manera, se podrá llegar a un acuerdo por mayoría de los obligacionistas que asistan a la convocatoria o, bien, cuenten con representación.

En definitiva, que un primer paso para estabilizar financieramente a Zinkia es refinanciar los bonos de 2010 que vencían este mes de noviembre. Pienso que al final la propuesta se aceptará y que Zinkia conseguirá refinanciar 2,3 millones de euros.

Después habría que ver qué ocurre con los otros 9 millones de euros de deuda financiera que tiene la empresa.

  1. Y dale que dale, deja de vendernos la moto y calentar el valor para aprovechar y salirte con las menos pérdidas posibles. Reconoce que te has equivocado. Empezando por el presidente la empresa tiene pocas luces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.