GurusBlog

Zinkia emite bonos al 11% entre dudas, comparaciones y advertencias

bonos zinkia octubre 2013

Zinkia ha presentado esta semana una emisión de bonos que ha levantado más odios que pasiones en el mundo financiero y sobre todo en la que los medios, si de algo se han hecho eco, son de las advertencias de la CNMV hacia esta emisión. Y no es que me parezca mal, ni mucho menos, estas advertencias de la CNMV sobre la difícil situación financiera por la que atraviesa la compañía y el riesgo que supone invertir en estos bonos junto con la publicación de ellas en los principales medios económicos en España. Estamos bastante escarmentados con ciertas prácticas de la mayoría de las entidades financieras en estos últimos años en los que han llegando a colocar productos a cientos de miles de clientes a los que, en muchos casos, les han hecho perder algo más que dinero.

Hay que andar con pies de plomo y advertir a todo el mundo de los riesgos que supone invertir en ciertos activos financieros. Esto sin duda es bueno a pesar de que en muchas ocasiones se está siendo demasiado duros con las compañías lo cual hará que les cueste aún más obtener la financiación que buscan.

Entrando en detalle en la emisión, los principales puntos son:

  • Importe total de la emisión: 7.780.000 euros
  • Valor nominal: 1.000 euros
  • Plazo: 3 años
  • Tipo interés anual: 11%

Por lo tanto, cualquier inversor puede comprar estos bonos a partir de 1.000 euros y podrá recibir durante 3 años un 11% de interés anual.

Ahora vienen las advertencias:

  • Zinkia está en una situación financiera complicada y no puede a día de hoy sin financiación añadida hacer frente al pago de sus deudas a corto plazo.
  • Zinkia podría presentar el concurso de acreedores dada la debilidad económica de sus cuentas y las tensiones de tesorería por las que está pasando.
  • Zinkia ha presentado unos resultados del primer semestre malos.
  • Zinkia debería pagar un tipo de interés mayor dado el riesgo que presenta
  • Etc

Como vemos, no parece a simple vista que estos bonos sean una alternativa nada buena en la que invertir.

La compañía tiene como sea que refinanciarse a corto plazo y esto es así. Si no, entiendo que iría al concurso de acreedores, lo que no es equivalente a liquidar la empresa o que vaya a desaparecer en breve. El concurso de acreedores es una situación legal que ampara a las empresas a suspender pagos para ganar tiempo, reestructurar la compañía financieramente hablando e intentar llegar a un acuerdo con sus acreedores para pagarles las deudas que les deben. A partir de ahí, la compañía podría salir reforzada y continuar con su actividad normal dando por finalizado el concurso de acreedores o podría pasar a un proceso de liquidación en el que sí que ahora la empresa desaparecería.

Con esto de fondo, Zinkia necesita dinero para continuar como la gran mayoría de las empresas en España. Y lo busca con una emisión de bonos.

La necesidad a refinanciar las deudas que tienen las empresas está siendo muy habitual en estos últimos años por parte de muchas empresas. Hace poco por ejemplo hemos visto al Banco Popular emitiendo unos bonos convertibles al 11,5%. Habrá  gente que el Banco Popular le dé mas seguridad que Zinkia y se entiende. Pero si miramos cómo cotizaba en bolsa en 2007, llegando a estar por encima de los 78€, y cómo está hoy, por el entorno de 4,20€, podemos hacernos una idea de lo mal que lo ha pasado un banco que era ejemplo de gestión y rentabilidad durante muchas décadas. Se ha tenido que refinanciar varias veces por varios cientos de millones de euros si no quería ver peligrar su existencia como banco independiente. A lo que voy es que casos como Zinkia o Banco Popular, es decir, compañías que han necesitado de financiación urgente para poder seguir adelante, podemos sacar muchísimos en España.

Hoy Zinkia tienen riesgos pero los mismos que muchas empresas y los lógicos en una época de casi ausencia de crédito bancario. Esto hay que tenerlo presente al igual que los riesgos y amenazas que supone invertir en estos bonos que quiere sacar al mercado.

Ahora cada uno debe analizar si la compañía va a poder salir adelante o no, si va a poder encontrar la suficiente financiación para despejar sus problemas financieros a corto plazo, y si va a poder hacer frente a sus deudas y nuevos compromisos como los que contraerá con los inversores que compren estos bonos.

Mi opinión es que Zinkia tiene algo muy importante y que vale mucho dinero. Para mí, la marca Pocoyó vale mucho y al final conseguirán ir monetizando todo ese valor con la venta de licencias a nivel mundial.

Es cierto que la compañía “peca” de excesivo optimismo en sus previsiones de resultados. Yo personalmente se lo he dicho a su presidente e incluso en mi último análisis tras los resultados anuales de la compañía, comenté que tomaba al 50% las previsiones de Zinkia para este año. Es decir, que me creía la mitad de lo que dicen. También en mi último análisis decía que la compañía tenía dos problemas muy importantes: la partida de clientes y la deuda. La partida de clientes era un problema porque había crecido de manera impresionante. Esto quiere decir que han vendido mucho pero que no lo han cobrado. Comentaba que esta situación podría provocar unas tensiones de liquidez muy importantes y graves para Zinkia. Por otro lado estaba la deuda. Una compañía con mucha deuda es una compañía al filo de la navaja.

Es decir, que un pequeño bache en las ventas en un año no sólo les podía desviar algo de su trayectoria si no que les podía hacer tambalearse como compañía. Aún así, pensaba que la compañía cotizaba a unos precios de derribo y que era muy interesante comprar acciones. Ya compré acciones de Zinkia en julio de 2012 y hace unos meses volví a comprar. Por lo tanto soy accionista de Zinkia y sigo confiando en que mi inversión saldrá bastante bien. Pero evidentemente me puedo equivocar y asumiré el error, perderé lo que tenga que perder y seguiré hacia delante. Esto no me preocupa, sobre todo cuando Zinkia supone un 6% de mi cartera. Podría llegar a perder el 100% y el resultado de mi cartera seguiría siendo excelente gracias a otros aciertos como el de Gowex. Es decir, hay que asumir que a veces uno fallará pero lo importante es que los aciertos sean mucho mayores a los errores.

Volviendo a por qué confío en Zinkia, sabiendo que puede llegar incluso a presentar concurso de acreedores a corto plazo, me gustaría dar algunos datos que me hacen ser optimista. Antes también me gustaría señalar que por ejemplo otra compañía del MAB, Catenon, presentó hace unos meses “preconcurso”, logró durante ese tiempo refinanciar su deuda sin quitas y a día de hoy creo que está en una posición inmejorable para crecer como empresa (ingresos y beneficios) y para que la cotización suba con fuerza dados los precios a los que ha llegado a cotizar y sigue cotizando.

Ahora Zinkia, llegando a presentar concurso, lo cual no lo creo, o sin presentarlo, tiene en Pocoyó su principal activo. Y por qué creo que Pocoyó vale tanto. Cuánto es difícil saberlo pero mucho más que la capitalización de la compañía (19 millones de euros), estoy convencido. Y lo estoy por las audiencias que está teniendo en internet. Las audiencias son la clave para estas marcas. Sin ellas estas marcas no valen nada. Pero si las audiencias son muy elevadas, el valor de la marca será también muy elevado.

Dejo unos datos a continuación algunos datos de la audiencia online:

audiencias online pocoyo 2013

Por comparar con otras grandes marcas, por ejemplo en Facebook “Dora la exploradora” que vende cientos de millones de euros tiene 1,8 millones de fans. Evidentemente los contratos que tiene Dora son mucho más potentes que los que tiene Zinkia con Pocoyó. Pero es cuestión de ver el posible de recorrido que pueden llegar a tener los ingresos de una marca tan vista como es Pocoyó.

A final, la clave ahora en Zinkia es saber cuánto vale Pocoyó. Para algunos valdrá poco y para otros mucho. Yo creo que mucho y bastante más de lo que vale hoy la compañía en bolsa, por este motivo compré acciones a 0,72 euros en julio de 2012 y a 1 euro en mayo de este año. Yo creo que dentro de uno o dos años la acción va a estar muy por encima sobre los precios a los que compré acciones. Sé que la empresa está en un mal momento financiero y que incluso puede dar algún susto a corto plazo. Pero es que creo que la marca de Pocoyó hace muy atractiva la inversión en Zinkia, como accionista, a los precios a los que está cotizando en estos días.

En cuanto a invertir en Zinkia vía estos bonos, mi opinión es clara dado mi perfil inversor y dada mi situación. Yo prefiero comprar acciones a estos bonos. El potencial de revalorización ni lo comparo. Prefiero asumir el riesgo de ser accionista con todo el potencial que le veo a la acción a ser bonista de la compañía. Pero para otros perfiles de inversión, es decir, para gente que no quiera asumir lo que supone ser accionista y estar a la cola en la lista de los que tienen que cobrar ante una hipotética liquidación de la sociedad, comprar estos bonos puede ser una alternativa interesante.

En definitiva, tenemos que situarnos bien y saber que Zinkia está en una situación muy delicada a nivel de tesorería. Si no consigue financiación, seguramente presente concurso de acreedores pronto. Pero por otro lado, yo creo que van a conseguir esta financiación y que independientemente de la evolución de los resultados de la compañía, Zinkia tiene un gran activo con el que hacer frente a sus pagos y con el que poder ganar mucho dinero. Este activo es la marca Pocoyó.

¿Cuánto vale Pocoyó aún con la empresa en concurso de acreedores? ¿Cuánto estaría dispuesto a pagar una gran compañía internacional por los derechos de Pocoyó? Aquí está la clave. Si crees que vale mucho y te parece interesante ganar un 11% con la compra de estos bonos, adelante. Si prefieres asumir más riesgo pero poder ganar muchísimo más vía bolsa, compra acciones de Zinkia, están para mí a precios de derribo. Si no crees que vale por los menos 20 millones de euros la marca Pocoyó o tienes dudas o no quieres asumir unas posibles pérdidas importantes, olvídate de Zinkia.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

15 comentarios

  1.    Responder

    Zinkia ya no es una empresa, es sólo un producto por lo que no puede dar más de lo que hay. Sólo puede ir hacia abajo, y Pocoyó ya no es un éxito: lo fué. Nadie de los que trabajó allí confía en ello; es más, saben que todo esto es un timo.

  2.    Responder

    Hay más problemas. Pocoyo lo hizo una gente muy creativa, que si no me equivoco, ya no trabaja allí. Y hace ya tiempo. ¿Cómo van a hacer más temporadas si no está la gente que lo creó?

    1.    Responder

      Con “Castillejos en el aire”…

  3.    Responder

    Efectivamente las audiencias son la clave para estas marcas, pero mucho más importante es renovar contenidos, Pocoyo son solo 3 temporadas y el resto de series Mola Noguro y Fisbone son solo de cara a la galeria porque llevan años solo con los pilotos. Se han dormido en el sillón del éxito. Solo por poner unos ejemplos: Dora la exploradora 8 temporadas, Bob Esponja 10 temp, Peppa Pig 6 temp, Caillou 7 temp…

    1.    Responder

      Marco, gracias por la información que aportas. Es cierto que a Pocoyó le faltan más temporadas para tener tanto contenido como Dora, Bob Esponja, etc.
      Pero con lo que tiene, creo que hay mucho “valor”. O por lo menos mucho más que la capitalización que tiene en bolsa Zinkia en estos días.
      Pocoyó se podría decir que es el 100% de Zinkia. Sólo vale a día de hoy Pocoyó. Lo que más confianza me da, son las audiencias en Youtube. Son espectaculares y aunque hay que monetizarlas creo que se podrá hacer por vía directa (ingresos por Youtube crecen muchísimo) y por vía indirecta (venta de licencias).
      Pero repito que invertir en Zinkia es muy arriesgado, que la compañía si no encuentra financiación podrá ir al concurso de acreedores y que hay muchas dudas sobre su futuro dada la situación financiera de la empresa. Por otro lado, creo que está a precios de derribo y que antes que comprar bonos y saber que puedes perder un porcentaje alto de tu inversión, mejor comprar acciones dada la recompensa que puedes tener si la compañía sale adelante.

  4.    Responder

    nadie en su sano juicio invierte su dinero en una compañia que esta al borde del concurso, con advertencias de la CNMV, saldos de clientes tan elevados (¿seran reales o seran como los de pescanova?) y con activos intangibles que en realidad son gastos activados del calibre de los que refleja zinkia en su balance, Juan esto lo sabes perfectamente, este artículo tuyo me decepciona, no sé xq pero creo que no eres sincero.

    1.    Responder

      Arturo, entiendo que te pueda decepcionar este artículo porque no estés de acuerdo en el potencial de Zinkia. Yo creo que saldrá adelante y en el post digo que prefiero comprar acciones a los bonos dado el riesgo que supone, ya que creo que ante un impago o ante la posibilidad de poder perder un gran % de tu inversión, la recompensa en acciones (si la compañía sale adelante) es mucho mayor a la que ofrecen los bonos.

      También digo al final del post lo siguiente: “Si no crees que vale por los menos 20 millones de euros la marca Pocoyó o tienes dudas o no quieres asumir unas posibles pérdidas importantes, olvídate de Zinkia.”

      Y también digo que puede que perfectamente podría entrar en concurso de acreedores si no consigue financiación.

      Por lo tanto, aquí cada uno debe analizar y ver dónde mete su dinero. Yo tengo acciones de Zinkia y si pierdo, pierdo mi dinero. Luego comparto mis opiniones y análisis públicamente por si a alguien le sirve de algo, por si alguien me quiere corregir algo o por si alguien tiene cualquier comentario al respecto que enriquezca el tema que esté tocando.

      En definitiva, que lo importante es que cada uno invierta donde crea conveniente y donde se sienta a gusto.

  5.    Responder

    Madre mía si vierais en que condiciones de abandono está el edificio de infantas 27 y la desmotivación de todo el personal, nadie en su sano juicio invertiría un euro en esta compañia…

    1.    Responder

      Luis, entiendo también perfectamente lo que dices.
      Mi apuesta en Zinkia es vía acciones y creo que tiene mucho potencial por el valor de la marca Pocoyo. Es cierto que la compañía vive una situación muy delicada y extrema, se podría decir.
      Pero ahí veo el potencial porque por este motivo creo que está a precios de derribo la cotización. Hay “marca” donde poder sacar mucho valor aunque necesita de tiempo y de financiación. Es una inversión muy arriesgada y lo sé. Si sale mal, no pasa nada. Hay que asumir que en bolsa pasan estas cosas, sobre todo en compañías con la situación de Zinkia. Lo importante es que tu cartera vaya creciendo mucho más debido a los aciertos que vayas teniendo.
      En mi caso, Gowex es más del 80% y la revalorización por ahora es espectacular. Te digo esto porque por este motivo he destinado un 6% de mi cartera a Zinkia. Si pierdo el 100% no pasa nada. Mi cartera seguirá con una revaloración espectacular. Si por lo que sea me sale bien, creo que podrá multiplicar por lo menos por 2 mi inversión en Zinkia en uno o dos años.

  6.    Responder

    Juan ST parece que quieras vendernos la moto a que invirtamos en estos bonos… los inversores institucionales y sofisticados que podéis calibrar bien el riesgo de prestarle dinero a esta empresa, vale, por los inversores minoristas (a los que se dirige la oferta) no creo que tengamos la preparación para analizar bien los riesgos. Y la cosa no está para pillarnos los dedos otra vez.

    1.    Responder

      Merlos, te digo más o menos lo que le he respondido a Arturo Lopez.
      Acabo el post diciendo que si alguien tiene dudas, “olvídate de Zinkia”.
      Así que lo importante es que cada uno invierta donde crea conveniente y donde se sienta a gusto. También es muy importante que cada uno analice donde mete su dinero y que lea y escuche varias opiniones. La mía es clara, para invertir en Zinkia prefiero comprar acciones que bonos. Así que lo de vender la moto con los bonos, no creo que lo esté haciendo ya que digo claramente que prefiero las acciones. Me puedes decir que cómo opino eso y cómo lo digo con la situación que está viviendo la compañía. Pues al igual que invierto en Gowex y tengo mis razones, invierto en Zinkia también con mis razones. Mi porcentaje en Gowex es de más del 80% de mi cartera y el de Zinkia es del 6%. Por este lado también ves la confianza que tengo en una empresa y en otra y la seguridad que me da tener mi dinero en una o en otra. Esto no quita para ver potencial en Zinkia y pensar que dentro de uno o dos años, la acción va a estar muy por encima de donde está hoy. Si no es así y pierdo mi dinero, no pasará nada. Asumo mis errores y sé que puedo perder perfectamente mucho dinero en Zinkia en porcentaje. Es decir, que llego a asumir un 100% de pérdida y no pasa nada principalmente porque está dentro de mis escenarios.
      No me extiendo más. Sólo decir que hago públicas mis opiniones y análisis por si a alguien le sirve de algo. Opiniones, críticas, aportaciones o valoraciones a mis artículos son más que bienvenidas porque para eso son públicas y abiertas a quien quiera comentar.

  7.    Responder

    En caso de liquidación de la sociedad, ¿cual es el orden en la prioridad de cobro? ¿Están los bonistas mucho mejor que los accionistas?

    1.    Responder

      Los bonistas siempre están por delante de los accionistas. Los accionistas, como siempre, en último lugar. Es una inversión de muy alto riesgo, desaconsejada, poco potencial a medio plazo, no está para nada infravalorada. Si fuera un valor interesante, ¿por qué no logran financiarse ni a un 11% sin dificultades, cuando otras empresas lo hacen al <2,5%? Pero allá cada uno con su dinero, ya puestos a perder el dinero, mejor gastártelo en un viaje a Cancún. Mucho más interesante invertir en fondos como el Bestinfund. 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies