zinkia

La situación a día de hoy en Zinkia es muy complicada. En situación de preconcurso de acreedores, con unas grandes tensiones de tesorería y con una más que necesaria refinanciación de la deuda, Zinkia parece que tiene un nubarrón muy negro encima de ella.

Pero bueno, este lunes 16 de diciembre ha dado otro pasito hacia delante en busca de esa tranquilidad financiera que tanto necesita. Hace una semana, el 9 de diciembre, la compañía consiguió el “sí” de los bonistas para refinanciar la emisión de bonos de 2010 que tenía que haber vencido este mes de noviembre. El acuerdo consistía en alargar el vencimiento en dos años hasta el 2015, se sube para estos dos años el cupón del 9,75% al 11%, se abre la posibilidad de recompra por parte de la empresa en noviembre de 2014 y se confirma que el pago del cupón de este mes de noviembre se realizaría de manera inmediata. Pues hoy, 16 de diciembre, se ha procedido al pago de dicho cupón.

Este es un pasito más, pero evidentemente faltan muchos más “pasitos”. Uno es de la refinanciación total de la deuda financiera que tiene Zinkia y la deuda con sus proveedores. Otro creo que es la entrada de dinero vía ampliación de capital. Aunque su presidente ha vuelto a decir que Zinkia no necesita una ampliación de capital, creo que va a ser difícil que ésta no se produzca.

Por el camino, en bolsa la acción está dando unos bandazos importantes. Lógicos por otro lado pero la verdad es que para el que no tenga las cosas claras, estos movimientos pueden dar algo de vértigo o mareo.

En el mes de octubre la acción se movió entre 0,72 euros y 0,95 euros (precio de cierre). La cotización cerró en los 0,72 euros el día 9, el 10 y el 31 de octubre. Éste último día fue cuando la compañía presentó el “preconcurso de acreedores”. Esta situación trajo consigo un “saco” de incertidumbre sobre el futuro de la compañía y muchos inversores y accionistas decidieron vender sus acciones. Yo desde antes del preconcurso y durante este proceso en el que se encuentra la compañía, he estado positivo ante el futuro de Zinkia porque creo que la compañía tiene un activo muy importante con el que hacer frente al futuro, la marca Pocoyó. Otros no lo creen así y por este motivo se deciden a vender o a no entrar en el valor. La acción después de presentar Zinkia preconcurso de acreedores llegó a 0,36 euros este 2 de diciembre.

Hay gente que me dice como aguanto la rentabilidades negativas como las que estaba aguantando en Zinkia. Me dicen que me ponga un stop y que luego compre más abajo. Les digo que como no sé que es lo que va a hacer la acción prefiero seguir dentro dada la seguridad que tengo en mi inversión a los precios a los que he comprado. Que puedo mejorar mi inversión vendiendo y comprando más abajo, sí. Pero esas florituras se las dejo a los “técnicos”. Creo que aunque parezca fácil, si vendemos, luego va a ser complicado que pongamos una orden de compra más abajo y que además puede que si la ponemos no toque el límite que hemos introducido y nos perdamos la subida si es que la hay. En definitiva, que la caída de Zinkia no me preocupaba. Evidentemente prefiero no ver caer mi acción y prefiero comprar a 0,50 euros que a 0,70 euros. Pero lo dicho, para estos ajustes no me veo capacitado y prefiero entrar en una compañía porque creo que vale mucho más sin afinar tanto en el precio ya que este afine me puede llevar a no entrar en la compañía y perder una inversión que entiendo que es atractiva.

Por otro lado, es cierto que operando así en bolsa podré perder cierto potencial y que en ocasiones tendré que vender con fuertes pérdidas. Lo importante es que cuando me salga bien una inversión, gane muchísimo más que en mis errores. De ahí que piense que el mejor “stop-loss” es una buena valoración.

Como he comentado, la acción tocó y cerró en los 0,36 euros el 2 de diciembre. A partir de ahí, llegaron ciertas noticias que han animado y mucho a la cotización. El “sí” de los bonistas a la refinanciación, el pagó del cupón de los bonos de este mes de noviembre y la llegada de dinero “mexicano” son las más relevantes. Por estos motivos, parece que la acción ha subido con fuerza hasta situarse de nuevo a niveles en los que se encontraba antes de presentar preconcurso de acreedores cerrando este lunes 16 de diciembre Zinkia en 0,84€ (+133% en dos semanas desde que tocara mínimos históricos).

Ahora me podéis decir que esto no significa nada. Y os doy la razón. Ni mucho menos hay que lanzar las campanas al vuelo. La acción podrá volver a caer en cualquier momento. Pero a mí, me da cierta confianza ver que la acción con todo lo que está cayendo sobre Zinkia vuelva a cotizar a 0,84 euros. Sigo pensando que invertir por debajo de un euro en Zinkia es una gran inversión y que en uno o dos años la acción cotizará por el entorno de 2 euros. Además este precio no sería no un precio de venta. De todas formas, todo habrá que analizarlo a medida que vayamos conociendo más noticias.

Sé que nadie puede asegurar nada y menos en bolsa. Pero aunque todavía Zinkia tiene que dar muchos pasos para decir que está en una posición financiera estable y con perspectivas positivas de futuro que se traduzcan en crecimiento importantes de ingresos y beneficios, mi posición hacia la compañía es positiva. Creo que saldrán adelante y que la marca Pocoyó es un gran activo con el que responder ante todas estas dificultades.

  1. Carne de liquidación, me temo. Como Vértice 360, después del paso de Manuel García Durán. Dos compañías que fueron muy interesantes pues tenían buen equipo y talento y que hoy están arrasadas por haber caído en las manos de especuladores burbujistas sin ningún tipo de interés industrial en ellas. Un escándalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…